Todo lo que debes saber sobre la anémona de mar

Hoy viajamos hasta los mares y océanos para describir a fondo a uno de los animales marinos invertebrados más curiosos. Emparentados con las medusas y en la clasificación del mismo filo, hablamos de la anémona. Pertenece a la clase de los Antozoos y comparten ecosistema con los corales. A diferencia de las medusas comunes, la anémona sólo tienen una fase de pólipo y son animales solitarios. Su nombre científico es Actiniaria.

¿Quieres conocer toda la biología y modo de vida de esta especie? Sólo tienes que seguir leyendo 🙂

Características y descripción de la anémona

Estos animales invertebrados tienen una simetría radial y su cuerpo es de forma cilíndrica. Por lo general se encuentran ancladas al sustrato del fondo de la arena en el mar. También las podemos encontrar en rocas o incluso conchas de algunos animales invertebrados. Se sujetan a la superficie gracias a una estructura conocida como disco pedal.

Una de las curiosidades especiales de este animal es que sólo cuenta con un solo orificio de intercambio con el medio. Es decir, es como si nuestra boca sirviera para comer y defecar a la vez. Esto puede parecer un tanto asqueroso, pero este animal ha sobrevivido así desde siempre. Es llamado disco oral y está situado en la parte superior. Está rodeado por una serie de tentáculos que se disponen a lo largo de anillos concéntricos.

A diferencia de la gran mayoría de animales, la anémona no dispone de órganos especializados en la realización de diversas funciones. A pesar de ello, la parte central de su cuerpo tiene una cavidad gastrovascular que, aunque no es un órgano realmente, se desarrolla la mayoría de las funciones de nutrición. Se podría decir que es un encargado de la respiración y la alimentación.

En cuanto a su sistema nervioso, es bastante primitivo y no tiene ningún componente de centralización. Se encarga de recoger la información de algunos estímulos físico-químicos del ambiente y mantener la homeostasis.

Veneno por la picadura

Al igual que sus compañeras las medusas, la anémona posee células con carácter urticante conocidas como cnidocitos. Estas células se encuentran mayormente en la parte de los tentáculos. Existen animales de este filo que los tiene dispuestos por todo el cuerpo. Las células adquieren este poder venenoso gracias a unas neurotoxinas capaces de paralizar a otros animales con el simple contacto.

Este mecanismo sirve tanto como para defenderse de posibles depredadores como para ayudarles en la caza. Gracias a este veneno pueden paralizar a sus presas para ingerirlas más rápidamente.

Hábitat y área de distribución

Dado que la anémona es un animal invertebrado primitivo se ha adaptado a numerosos ambientes. Se pueden encontrar en casi todos los mares y océanos del mundo. Aunque vayas a zonas de latitud extrema donde las temperaturas sean bajas, encontrarás anémonas. Sin embargo, la mayor concentración se observa en los lugares más cálidos y climas tropicales.

En cuanto a su hábitat, siempre se pueden encontrar en el fondo del mar, ya que son organismos bentónicos. Los lugares más beneficiosos dependen de cada especie. Algunas son capaces de vivir en zonas con más profundidad y otras no. Esta variedad de hábitat corresponde a un proceso de adaptación ante la cantidad de radiación solar incidente.

Cuando la anémona se adapta a un entorno se ancla al sustrato y vive allí. Por lo general no necesitan muchos requisitos para poder sobrevivir. Muchas de ellas viven en conjunto con otros antozoos como los corales. Su hábitat es el arrecife de coral. Ambos salen ganando de esa relación, por lo que es una simbiosis de mutualismo.

Uno de los ejemplos más claros para entender este tipo de relación es analizar a la anémona con el pez payaso. Estos peces han evolucionado de tal forma que son totalmente inmunes a las neurotoxinas de las anémonas. Estos peces pueden protegerse de otros depredadores escondiéndose entre los tentáculos y utilizando el veneno. Por otro lado, la acción de estos peces mantiene los tentáculos y el disco oral de la anémona limpios en todo momento.

Otras relaciones simbióticas las establecen con algas fotosintéticas que producen oxígeno y materia orgánica que consumirá el animal, mientras que las algas se aprovechan de los metabolitos de desecho que produce el animal.

Alimentación

La mayor parte de la alimentación se basa en capturar viva a sus presas a través de los tentáculos. En casi todas las ocasiones son animales pequeños como son moluscos, crías de peces e incluso otros cnidarios.

Es gracias a los tentáculos la razón por la que pueden introducir en su boca el alimento y pasarla a la cavidad gastrovascular. En este sitio tiene lugar la digestión.

Reproducción

Su reproducción puede ser tanto sexual como asexual. La reproducción sexual puede ser mediante gemación o fisión binaria. Esto se trata de dividir su cuerpo. En algunas especies se puede llevar a cabo un proceso llamado laceración pedal. Esto ocurre en una parte del disco pedal en la que se dividen múltiples fragmentos que dan lugar a nuevos individuos.

Por otro lado, la reproducción sexual depende de la especie en concreto. Nos podemos encontrar con lagunas que tienen sexos separados y otras que son hermafroditas. En los dos casos el proceso se inicia a través de los machos. Son ellos los que van secretando los espermatozoides al medio donde se encuentran. Esto hace que se estimulen las células reproductivas de la hembra. Es entonces cuando se liberan los óvulos al exterior y se produce una fecundación externa.

Como resultado se genera una larva plántula que tiene la capacidad para nadar. Sin embargo, conforme pasan varios días de vida libre, se acaba fijando en un sustrato y desarrollando el pólipo que dará lugar a la nueva anémona. Gracias a estos días en los que tiene libre, su área de distribución puede aumentar. Depende de las corrientes y de las zonas donde se pueda establecer con éxito.

Estos animales han ganado mucha popularidad como elementos decorativos en acuarios. Por culpa de ello, la captura indiscriminada de anémona ha aumentado y está llevando a la especie al peligro de extinción. Esto se hace porque son ideales para aquellas peceras que tengan pez payaso.

Con esta información podrás conocer más a fondo a este animal de los fondos marinos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.