Construyendo Tu Propio Acuario de Agua Salada


Como lo hemos mencionado anteriormente, una de las preguntas obligadas de aquellas personas que tienen alma de acuariofilo, es ¿cómo empezar un acuario de arrecife?. Lo importante no es preguntarse cómo empezarlo, ya que eso es lo menos complicado, sino realmente si vas a tener la paciencia necesaria para poder esperar a que el tanque madure. Muchas personas que se encaminan en este proyecto, se dejan llevar por las experiencias adquiridas con estanques de agua dulce, e introducen desde la primera semana varios peces, lo cual es un error tratándose de un acuario de arrecife. Pero no te preocupes, el día de hoy de enseñaremos paso a paso como hacer tu propio tanque de arrecife, presta mucha atención

Lo primero que necesitas para empezar tu acuario de agua salada es: Silicona sin fungicida, vidrio, acetona, lija especial para vidrio, y como opción si quieres utilizarlo perfiles de aluminio. Como primer paso, es importante que determines que tipo de vidrios vas a utilizar, ya que el grosor de los cristales depende de la altura y longitud del acuario que vas a construir. Recuerda que un grosor superior al recomendado lo único que hará es encarecer el acuario, aumentar su peso y creará una distorsión óptica. Por otro lado, el grosor inferior puede aumentar el riesgo de romper el cristal.

Antes de pegar los cristales, es importante que utilices la lija de cristal para pulir los cantos de los cristales, de esta manera evitaremos cortes que harían perder la superficie adherente. Recuerda que antes de aplicar la silicona, es importante que limpiemos con acetona cada una de las superficies de contacto, asegurándonos de secarla muy cuidadosamente. Si no limpias bien los cristales, podrían no pegar bien y quedar mal adheridos, por lo que te recomiendo que te asegures de limpiar el polvo y la grasa ya que no quieres ver 100 litros de agua en toda tu casa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *