Demonio del mar

el pez fanfi es llamado el demonio del mar por su terrible aspecto

Anteriormente escribimos sobre un pez muy extraño que vive en las profundidades del mar conocido como pez rape. Hoy volvemos con otro pez raro que añadir a nuestra lista de peces no comunes.

Se trata del pez Fanfin o también conocido como demonio del mar. Este pez, al igual que el pez rape, ya que son del mismo orden, vive en las profundidades del mar, más o menos a unos 1.000 metros (llegando a vivir hasta los 3.000 metros de profundidad), que pertenece a la familia Caulophrynidae y al orden de los Lophiiformes y que puede llegar a medir hasta 25 cm sin contar con sus grandes filamentos y antenas. ¿Quieres saber más sobre este pez extraño?

Pez Fanfin o demonio del mar

el pez fanfi vive en profundidades de 1000 a 3000 metros de profundidad

Los peces de las profundidades son más extraños y con morfologías no muy comunes en las aguas más superficiales debido a que se deben de adaptar a lugares donde la luz solar incidente es casi nula o ninguna. Los filamentos grandes y las antenas sirven al pez para poder moverse por los lugares de las profundidades abisales sin necesidad de luz.

Se le llama demonio del mar por su aspecto tan temible. Al igual que el pez rape, el pez Fanfin tiene un aspecto bastante poco amigable y, además, peligroso. Se podría decir que es todo un matón de las profundidades abisales.

Este pez se caracteriza por formar parte de los anglerfishes. Estos peces son aquellos que se caracterizan por ser pelágicos y bentónicos. Es decir, son peces que son capaces de poder vivir no muy lejano a la superficie y, a su vez, también viven en las profundidades.

Características del pez Fanfin

El pez fanfin pertenece a la familia Caulophrynidae

Los peces Fanfin son grandes depredadores marinos y habitan en las profundidades de los océanos Pacífico, Índico y Atlántico. Para poder cazar a sus presas tiene un órgano bioluminiscente para utilizarlo de carnaza. Al igual que el pez rape, ese órgano surge fruto de una simbiosis con unas bacterias que son capaz de sintetizar compuestos químicos que generan bioluminiscencia. Las características del pez rape y el pez Fanfin son muy parecidas, ya que pertenecen al mismo orden, los Lophiiformes.

Este pez tiene que estar preparado para poder sobrevivir a ambientes con poca cantidad de luz solar y pocos nutrientes. Existes restos de peces que llegan hasta los fondos marinos atraídos por la gravedad, pero no son suficientes para poder alimentar a estos peces. Gracias a sus antenas y sus filamentos, los peces Fanfin son capaces de ir detectando la morfología del terreno de aquellos lugares más profundos donde no hay luz.

En cuanto al órgano bioluminiscente no lo emplea para iluminarse a modo de linterna, sino que lo utiliza como atracción de las presas. Los peces ven una luz en mitad de la oscuridad y acaban guiándose hasta ella. Cuando las presas están lo suficientemente cerca del pez Fanfin, éste lo podrá detectar gracias a sus filamentos y antenas para atacar y comérselo.

Este modo de vida tan complejo donde apenas hay nutrientes, no hay fotosíntesis ni plancton ha permitido que este animal desarrolle ciertas morfologías (como las antenas, los filamentos y el órgano bioluminiscente) para poder sobrevivir y adaptarse. Estos peces son dignos de conocer y de estudiar puesto que su rareza nos podría dar bastante información sobre el modo de vida allá abajo en las profundidades abisales.

Sexualidad del pez Fanfin

el pez fanfi tiene un dimorfismo sexual

La forma de reproducción del pez Fanfin es bastante curiosa. Se reproducen por dimorfismo sexual y es bastante acentuado. Esto significa que el macho y la hembra están muy diferenciados. Al igual que ocurre en muchas especies de animales, el macho es muchísimo más pequeño de tamaño que la hembra (por ejemplo, esto ocurre en los ácaros).

Durante la etapa de larva, los machos y las hembras viven libremente, pero cuando llega la madurez, al igual que ocurría con el pez rape, los machos se convierten en parásitos de las hembras. Los machos pasan a convertirse en un mero órgano de extensión de la hembra y estarían parasitándola.

La razón por la que estos peces tienen este modo de reproducción tan característico es porque en las profundidades abisales es muy difícil encontrar pareja. De esta forma, cuando se cruzan un macho y una hembra, el macho se asegura de no perder a la hembra convirtiéndose en parásito como parte de su cuerpo.

Esta familia de peces no está tan demandada como los peces rape en la gastronomía debido a los filamentos y a las antenas. Sin embargo, también es afectado por los efectos del cambio climático como el aumento de las temperaturas de las aguas o la acidificación.

Como podéis ver, los peces de los fondos marinos son muy característicos y especiales por sus condiciones de vida tan complejas. Además, existen aún muchas especies de peces y otros organismos sin identificar debido a las dificultades que tiene acceder hacia lugares tan profundos.


Categorías

Peces

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales por Universidad de Málaga. Dedicado a la educación ambiental. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *