El Goldfish Shubunkin

Goldfish Shubunkin

El pez Shubunkin, su traducción del japonés significa rojo intenso con otros colores, es una de las variedades del famoso pez Goldfish, popular por los aficionados del acuario de agua fría.

El Shubunkin es un pez de cuerpo alargado y esbelto, de coloración calico, es decir una mezcla de negro, rojo, blanco y amarillo. Aunque es habitual encontrar ejemplares bicolores con coloración roja con manchas negras y monocolores, en diferentes tonalidades de azul, aunque no es muy habitual encontrarlos.


Hay dos variedades del Goldfish Shubunkin, el London cuya aleta caudal es corta y muy igual al golffish común y el Bristol que es cuadrada, con los extremos de los lóbulos redondeados. La variedad Bristol fue desarrollada en Inglaterra en 1934, y durante los siguientes 50 años se fueron perfeccionando los criterios de evaluación. De cualquier modo, los ejemplares adultos deben alcanzar los 7.5 centímetros como mínimo y los 15 cm de máximo.

Este pez tiene las escamas muy finas y casi transparentes. Se trata de un ejemplar que cuenta con un gran colorido cuya coloración base en su origen es roja salpicada con otros colores.

Los Goldfish Shubunkin son peces muy resistentes que no necesitan de cuidados especiales, son muy resistente a las variaciones de temperatura y las condiciones del agua. Aunque si requieren de ser mantenidos en acuarios amplios dotados de mucho espacio libre para que ellos puedan nadar a sus anchas porque se trata de peces muy activos. Se recomienda tenerlos en acuarios con una capacidad que no sea inferior a un acuario menor de 100 litros.

Pueden vivir con un Ph entre 6,5 a 7,5 y dureza entre 10 y 18º. Incluso puede llegar a soportar temperaturas inferiores a los 10º C, por lo que podemos considerarlos aptos para tenerlos en un estanque. Aunque esto no significa que no tengan un mínimo de mantenimiento, por ello se recomienda que tengan filtro.

Admiten cualquier tipo de alimento y es ideal para aquellos con poca experiencia en el cuidado del Goldfish.


Escribe un comentario