Enfermedad del punto blanco en los peces

punto blanco

La enfermedad conocida como el punto blanco en los peces está causada por un patógeno conocido como ichthyophthirius multifiliis, aunque lo que agrava la enfermedad es la suma de otros tantos parásitos que afectan las branquias y piel del pez.

El punto blanco es muy fácil de detectar ya que el pez presentará puntitos de color blanco en piel, aletas y agallas. Estos puntitos pueden alcanzar el milímetro de diámetro y pueden formar costras de carácter irregular. El pez mostrará constantemente un comportamiento acelerado y se frotará contra las paredes del acuario.


Este patógeno utiliza en su vida el cuerpo de su huésped para desarrollarse, en este caso del pez. Una vez maduro se desprende cayendo al fondo del acuario, donde tras envolverse en una membrana se reproduce llegando a formar centenares de nuevos parásitos que salen al agua libre en busca de otro huésped. Las temperaturas elevadas del acuario acelera su reproducción y más lenta si el agua está más templada, también mientras más peces haya, más podrá reproducirse. Su ciclo de vida es de dos días.

En cuanto a la enfermedad del punto blanco es muy difícil tratarla una vez se encuentra en el pez ya que se incrusta más allá de la capa exterior de la piel del pez. Por tanto la aplicación de cualquier tratamiento químico es efectivo en las restantes fases del proceso reproductivo. Además hay especies de peces que no soportan todos los tratamientos.

Para su tratamiento existe en el mercado los indicados para la enfermedad como la formalina y el verde de malaquita durante unos 7 días, simplemente hay que seguir las indicaciones al pie de la letra para evitar intoxicaciones. Otra opción es retirar todos los peces del acuario, elevar la temperatura a 30ºC y dejar pasar unos 4 días para asegurarte de que todos los parásitos han muerto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *