Especies más preciadas en la pesca deportiva española

Silueta de la cabeza de un siluro

A lo largo y ancho del planeta, existe una enorme variedad de peces de distintas características. Características que les han sido otorgadas, en gran medida, por el proceso de adaptación al hábitat en el que estos animales se encuentran. Sin duda, España es uno de los países que más riqueza presenta, en cuanto a biodiversidad se refiere, en sus aguas. En este artículo nos vamos a centrar en los peces más representativos de los ríos y lagos españoles, y que más valor tienen dentro del entorno de una actividad tan arraigada como es la pesca deportiva.

Son muchas las especies existentes en nuestro país, pero quizás haya unas cuantas que destacan por encima del resto, y que son más codiciadas entres los pescadores. Hablamos, sobre todo, del lucio, el barbo, el siluro y la trucha.

El lucio

Pescador con un lucio

El lucio es una de las especies de peces invasoras que ha llegado a nuestro país. Le gusta vivir en las orillas de lagos y grandes estancamientos de agua en los que existe una densa vegetación que le permite esconderse de posibles predadores.

En nuestro país, es muy común en la mayor parte de la península, salvo en las áreas de Galicia. Especialmente, se ubica en aguas de los embalses del río Júcar y en los ríos de las zonas centrales como son las dos Castillas y la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Posee un cuerpo alargado y cilíndrico. Su boca se asemeja mucho a la forma del pico de un ave. La tonalidad de este pez depende en cierta medida del entorno en el que se encuentra, pero suele corresponder a un color verdoso oscuro, que se va aclarando a medida que descendemos de la espalda al vientre.  El tamaño oscila entre los 50 centímetros y el metro, y puede alcanzar un peso de 25 kg.

Los lucios se alimentan de pequeños peces, de crustáceos, anfibios, e incluso, de aves. Por eso supone una amenaza para las especies animales autóctonas.

El barbo

Barbo

El barbo es seguramente uno de los peces europeos por excelencia. Ocupa los cursos medios de los ríos, y en especial cuando estos poseen un fondo pedregoso.  En España es muy normal encontrarlos en los grandes ríos como el Tajo, el Duero, el Guadalquivir, etc.

Es un pez muy corpulento. Su aleta dorsal es alta y corta, y presenta una boca en forma de cono. Es de color verde y dorado. El tamaño de este pez puede superar el metro de longitud.

Su alimentación es de tipo omnívoro, prefiriendo las larvas de insectos y las algas. Aunque también presenta, en ciertas ocasiones, un comportamiento carroñero.

El siluro

Siluro

Si hay un pez que llama la atención en gran medida a todos los amantes y aficionados a la pesca, ese es el siluro. Una criatura espectacular a la par que misteriosa.

Los siluros son peces que tuvieron su origen en los grandes ríos de del centro del continente europeo. Aquí, en España, llegó por primera vez al embalse de Mequinenza a mediados de los años setenta, y desde entonces ha ido extendiéndose a otros lugares como pueden ser el río Ebro y sus afluentes.

Tiene el honor de ser el pez con mayor longitud de toda Europa. Su cuerpo, comprimido y alargado, puede llegar a medir más de 2.5 metros de largo, y superar los 100 kilogramos de peso, ¡casi nada!

Cuenta con una dieta carnívora, puesto que es un buen cazador. La principal arma que utiliza para capturar a sus presas es su gran boca, que contrasta con sus diminutos ojos. La tonalidad de este animal es azulada con tintes negros y parduzcos en la parte superior, mientras que el vientre es de un color muy claro, casi blanco.

La trucha

Trucha común

La trucha es el pez más popular de la pesca en varios lugares del mundo, incluido en España (donde habita la trucha marrón que es autóctona de la Península Ibérica). Este pez de la familia de los salmones habita en los ríos que contienen aguas con bajas temperaturas. Algunas variedades hacen vida en los océanos y solo regresan a los ríos, en particular al que nacieron, para desovar. A este fenómeno se le llama reproducción anádroma.

Hay distintos tipos de truchas, pero la llamado trucha común se caracteriza por tener un color amarronado en la parte del lomo, y blanco en la zona inferior del cuerpo. Su parte central está plagada de pequeñas manchas marrones, verdes y algunas rojizas.

No es un pez con un cuerpo muy grande, sino que tiene una longitud de algo más de 30 centímetros de media.

Se alimenta de insectos y de las larvas de los mismos, de pequeños crustáceos como cangrejos, peces de menos tamaño y anfibios. Es una astuta cazadora.

Cabe destacar que la propia trucha es uno de los peces con mayor prestigio culinario.

En definitiva, estas cuatro son las especies de peces que copan el ranking de interés pesquero en España. A ellas, podemos añadirles otras como el salmón o la lucioperca.


Categorías

Peces

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *