6 ideas para decorar un acuario

Fihgura como decoración para un acuario

Hay un montón de decoraciones que son excelentes ideas para decorar un acuario, desde rocas o palos a figuras clásicas con cofres y buzos o más imaginativas, como la piña donde vive Bob Esponja.

No obstante, no solo se trata de escoger las decoraciones que nos gusten más para nuestro acuario, sino también de conocer las que no podemos poner, así como saber cómo limpiarlas y algunos consejos sobre la decoración. Trataremos todo esto en este artículo. Además, te recomendamos que leas este otro post sobre decorando el fondo de nuestro acuario por si quieres más ideas.

Ideas para decorar tu acuario

Los fondos de arena son mejor para algunos peces

Sin duda, decorar un acuario puede ser una de las actividades más divertidas, ya que podemos alegrar la vista de nuestro acuario y desterrar que se trate de un simple lugar con cuatro gravillas y una planta de plástico mustia. Al contrario, en el mercado tenemos un montón de opciones:

Gravilla o arena

La base de todo acuario, literalmente, es la gravilla o la arena, que se coloca en el fondo. Mientras que la gravilla viene en forma de piedras (con una apariencia más natural o de colorines, y de distintos tamaños), la arena es perfecta para aquellos peces que tienden a enterrarse en ella o a pasar la mayoría del tiempo en el fondo en su hábitat natural, como las anguilas.

No obstante, a veces la gravilla es la mejor solución, especialmente para nuestra comodidad. Por ejemplo, uno de los inconvenientes más grandes de la arena es que limpiarla es muy pesado, y que tiende a meterse por todas partes, con lo que tendrás que substituirla más frecuentemente.

Además, es muy recomendable que optes por materiales naturales, ya que si son sintéticos o de cristal no permitirán que la flora bacteriana buena (recordemos, vital para el acuario) aflore con tanta facilidad.

Troncos

Si lo que quieres es darle un toque rústico a tu acuario, puedes optar por troncos. Hay un montón de troncos de mentirijillas a la venda en las tiendas de animales o Amazon que imitan muy bien los de la naturaleza, y, además, al ser sintéticos no se pudren, con lo que pueden proporcionar cobijo indefinido a tus peces.

Aunque es posible utilizar madera natural en un acuario, tienes que tener muchísimo cuidado, ya que se trata de un tema muy delicado. Algunos tipos de madera, por ejemplo, sueltan ácidos en el agua que pueden matar a tus peces. La mayoría, además, flotan, con lo que tendrás que tratarlas primero o apuntalarlos al fondo con una piedra, por ejemplo. Así, no es nada recomendable que uses madera que hayas recolectado tú mismo, sin infórmate de la variedad y sin tener en cuenta si han usado pesticida.

Plantas

Las plantas son otra de las ideas más clásicas para decorar nuestro acuario. Pueden ser artificiales o naturales, como veremos a continuación.

Plantas artificiales

Sin duda son las más fáciles de cuidar (básicamente porque no requieren cuidados). Además, acostumbran a tener colores más vistosos y proporcionan refugio a tus peces sin miedo a que afecte negativamente a su salud. Además, no se mueren ni se pudren, lo que puede soltar partículas en el agua que suban el nivel de nitrógeno, lo que puede estresar y hacer enfermar a tus peces.

Plantas naturales

Un tronco con agujeros para que los peces puedan esconderse

Aunque no sean muy recomendables para principiantes, las plantas naturales también tienen sus ventajas. Por ejemplo, bien cuidadas sueltan oxígeno al usar el CO2, algo que siempre es muy recomendable para tus peces (recordemos que necesitan oxígeno para vivir). No obstante, al comprar plantas naturales asegúrate de que vengan en un frasco esterilizado para no encontrarte polizones, como caracoles, que puedan invadir tu acuario.

Piedras

Las piedras, como los troncos, son uno de los clásicos para decorar cualquier acuario. Puedes encontrar en un montón de sitios y, en este caso, el uso de piedras naturales no es tan peligroso como el de troncos. Aún así, para asegurarte de que usarlas es seguro, sumérgelas en agua durante unos días y luego comprueba que el pH no se haya alterado.

Otra prueba para comprobar que la piedra que has escogido para tu acuario no contenga ácidos que puedan matar a tus peces, bastante más rápido, es derramar un poco de vinagre en la piedra. Si no hace nada, el pedrusco es seguro. En cambio, si burbujea es que contiene ácidos, con lo que no deberías añadirlo al acuario. Esta prueba también puede hacerse con ácido clorhídrico, pero es bastante más peligroso (os lo digo por experiencia: mi hermana, que es geóloga, se dejó una vez una botella de agua llena y por poco me muero).

Una pecera con plantas artificiales

Decoraciones artificiales

Las decoraciones artificiales están a la venta en numerosos lugares y, lo que es mejor, están totalmente preparadas para ser sumergidas, con lo que no tendrás que sufrir por tus peces. Por si fuera poco, presentan una variedad pasmosa de figuritas, principalmente entre las más clásicas (buzos, cofres del tesoro, barcos hundidos, cascos de buzo, ruinas, edificios orientales, budas…) a otras más imaginativas (Stonehenge, la piña de Bob Esponja, un AT-AT de Star Wars, volcanes, hongos, calaveras…).

Papel decorativo

Si quieres darle un poco de profundidad a tu acuario, los papeles pintados son una solución. No están pintados de verdad, sino que son una foto impresa, normalmente en papel adhesivo, que puedes pegar en la parte posterior del acuario (evidentemente por fuera). La gran mayoría tienen forma de fondo marino, aunque también puedes encontrar otros más originales con bosques, cascadas… Incluso, si no encuentras ninguna foto que te guste, puedes optar por imprimir una. Es muy recomendable que en este caso la lamines, ya que, aunque esté fuera del agua, eventualmente se mojará.

Qué no poner en un acuario

Las piedras són una clásico de la decoración

Hay una serie de materiales que no es nada recomendable poner dentro del agua, como veremos a continuación, y que puedes tener la tentación de sumergir. Por ejemplo:

Coral

El coral es precioso, pero acostumbra a estar lleno de toxinas y de bacterias que pueden enviar al traste tu ecosistema marino. Además, el coral muerto tiene un color apagado y bastante feo, pobrecito, con lo que siempre será más recomendable optar por una opción artificial pero más chula y agradable a la vista.

Elementos naturales sin tratar

Antes te hemos dado unas cuantas ideas para tratar los troncos y las piedras naturales que quieras añadir al agua. No obstante, si no estás seguro y eres un novato en este campo, es mejor que optes por piedras y palos artificiales.

Decoraciones no preparadas

Un indio de plástico puede quedar muy adorable en tu acuario, pero debes ser consciente de que no se trata de una decoración tratada para poderla sumergir en el agua, por lo que puede ser tóxica para tus peces y plantas. Pasa lo mismo con otras “decoraciones” que no hayas tratado o que no estén pensadas como tal, por ejemplo, monedas, minerales, cristales pintados…

Cómo limpiar las decoraciones

Peces nadando entre las plantas de su acuario

Cada cierto tiempo, como es evidente, tendrás que limpiar las decoraciones que tengas en tu acuario. Para ello:

  • En primer lugar, limpia las algas y las plantas artificiales que tengas en el acuario sin quitar el agua y con un cepillo. No seas muy bruto si no quieres cargártelas.
  • Luego, limpia la gravilla del fondo con un aspirador de grava. Con este método no solo limpiarás las piedras, sino que también podrás aprovechar para cambiar o rellenar el agua.
  • Por cierto, si limpias las decoraciones del interior no uses un cepillo muy duro si no quieres rayar las figuritas.

Aunque sean unos pasos muy sencillos, la verdad es que es una de las cosas más laboriosas a la hora de mantener el acuario, pero muy importante para mantener una buena higiene.

Consejos decorativos

Fondo de piedras

Finalmente, que tu acuario quede chulo o como una amalgama con mil cosas en la que no se ven ni los peces no depende solo del dinero que nos hayamos gastado ni de la cantidad de figuritas que pongamos. Por ejemplo:

  • Considera el espacio que tienes y qué te apetece poner (plantas artificiales o naturales, figuras…)
  • Si es un ecosistema marino, quedará mejor un tema oceánico, mientras que si es de agua dulce, de río.
  • Piensa en qué tipo de gravilla o arena conviene a tus peces.
  • No pongas muchos elementos juntos si no quieres estresar a tus peces o tener un acuario demasiado lleno. Las plantas naturales, además, también necesitan más espacio.
  • Considera añadir algún elemento con agujeros donde los peces puedan esconderse.
  • Una proporción que funciona muy bien es optar por poner una pieza grande en el centro y un par de más pequeñas en los extremos.
  • De vez en cuando es recomendable que cambies de sitio las figuritas y decoraciones del fondo del acuario (evidentemente esto no aplica a las plantas naturales) para dar variedad para ti mismo y para tus peces.

Esperamos que estas ideas para decorar un acuario te hayan servido como guía para dejar el tuyo bien chulo. Cuéntanos, ¿has decorado alguna vez algún acuario o te sientes perdido? ¿Eres más de plantas naturales o artificiales? ¿Hay alguna decoración que te guste especialmente?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.