Iniciación a la acuariofilia

Realmente la acuariofilia es una forma de entender la vida marina y los peces. Tener un acuario en casa nos solo una afición también es una responsabilidad. Que tengamos éxito depende mucho del tiempo y los cuidados que empleemos en el acuario y sus habitantes, los peces.

La acuariofilia es una ciencia. También un pasatiempo. Pero como tal hay que seguir y estudiar unos pasos para dominarla y lograr un primer objetivo cono iniciación. El acuario tiene que estar decorado y con las condiciones necesarias para que los peces vivan completamente sanos y le proporcionemos los cuidados adecuados.


Para todo aficionado que se inicie en este mundo tiene que tener en cuenta, primeramente, que poco a poco se puede ir adquiriendo los conocimientos. Si hay que tener en cuenta la capacidad del acuario. Porque con el tiempo los peces crecen y se le puede quedar pequeño. Tampoco se recomienda superpoblarlo. El tamaño mínimo, sería el que mida 60 cm de longitud y 30 cm de ancho y profundidad. Siempre teniendo en cuenta las especies de peces a incluir.

Importante la ubicación del acuario

Una vez que se ha elegido el acuario es importante su ubicación. Si se trata de un acuario de grandes proporciones no podemos moverlo constantemente. Se recomienda no ponerlos en lugares donde dé mucho el sol y la luz. Eso hará que proliferen las algas. Tampoco es adecuado colocarlo en lugares donde haya corrientes de aire.

Realmente tener un acuario no supone mucho trabajo. Pero si es necesario que su ubicación sea de fácil acceso para su manipulación. Cambios de agua, muy habituales en la acuariofilia. Tiene que tener enchufes cerca para la conexión de los equipos.

El acuario lo pondremos en una superficie firme y plana para que no tenga oscilaciones de equilibrio y pueda caerse. Así como de las zonas que pueda peligrar su estabilidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *