La popular caballa

Caballa

Hoy, de nuevo, vamos a echarle un vistazo a un tipo de pez muy interesante y, a la vez, muy famoso. Estamos hablando, tal y como se indica en el título de la entrada, de la caballa. No hace falta mencionar el nombre dos veces. Si lo decimos en público, estamos seguros de que la mayoría de personas sabrán que especie es.

La caballa se ha convertido en una especie de pez con personalidad propia, y con un montón de características, a cada cual más interesante. En esta ocasión, el tipo pertenece a la familia Scombridae. Su abundancia se centra, sobre todo, en el océano Atlántico y en el mar Mediterráneo, lugares donde más se le puede encontrar.

Su alimentación se basa en otros peces de menor tamaño, aunque en tiempo invernales suele estar a, aproximadamente, 170 metros de profundidad. No obstante, cuando llega el calor sube hasta la superficie, llegando a agruparse en bancos muy numerosos. De hecho, esta actitud sorprenderá a más de uno, si se la mira con exactitud.

La caballa tiene un cuerpo muy delgado, el cual tiene dos aletas dorsales separadas. Las aletas pectoras son cortas. No podemos olvidar la aleta anal, la cual está seguida de siete aletillas. La coloración que tiene es azul oscura, con una parte blanca. Su longitud suele ser de entre 25 y 45 centímetros, con un peso de hasta 4,5 kilogramos.

Estos deberían ser detalles suficientes como para descubrir, con una exactitud aproximada, a la caballa. No os echéis las manos a la cabeza ya que, aunque parezcan pocas características, lo cierto es que la especie podría ser considerada como muy, simple, a la vez que muy completa. Una simplicidad que es muy interesante.

Por lo demás, también es cierto que la caballa se ha ganado su propia popularidad entre ciertos grupos de personas, debido en gran parte a sus características. Ya os hemos dicho que puede ser una especie sorprendente, por lo que os animamos a que la estudiéis con más precisión, ya que descubriréis cosas muy interesantes.

Más información – Peces con buena memoria
Imagen – FlickR


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *