«Mi pez está al revés ¿qué debo hacer?»

Pez al revés

No es la primera vez que vemos a un pez al revés. No, lo que estamos diciendo no es para nada una broma. En más de una ocasión hemos ido a algún lugar y hemos comprobado cómo los animales acuáticos estaban con un mal aspecto, nadando (o intentándolo) al revés, boca arriba. ¿Qué significa esto? ¿qué deberíamos hacer en el caso de que estemos ante esta situación? Mucho nos tememos que tenemos malas noticias para vosotros.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las razones por la que está el pez al revés y cómo lidiar con ello.

¿Qué significa ver a un pez al revés?

Enfermedad de la vejiga natatoria

Básicamente, cuando un pez está al revés significa que tiene un enfermedad, generalmente relacionada con la vejiga natatoria. Esto es, en un principio, es un poco grave. Aunque no tenemos que llevarnos las manos a la cabeza. Normalmente, si tenemos al animal así, es necesario que lo tratemos de manera especial, intentando curarlo en la medida de lo posible.

Hay varios casos que pueden tener que ver con este inconveniente, aunque la verdad es que no nos vamos a arriesgar demasiado en nuestros consejos. Teniendo en cuenta que las soluciones pueden ser varias, os recomendamos que llaméis cuanto antes a vuestro veterinario o a un especialista que pueda echaros una mano. Con sólo algunos ajustes podréis ayudar al animal, aunque es vital que os mováis lo más rápido posible. Incluso, un simple vistazo os ayudará a tratar al pez.

Debéis saber que los peces pueden llegar a tener un montón de problemas de salud, algunos de los cuales pueden llegar a ser bastante graves. Si veis que sus vidas corren peligro, lo más efectivo será contactar con algún profesional en el menor tiempo posible.

Enfermedad de la vejiga natatoria

Pez al revés nadando

Cuando ves a un pez nadar al revés parece que está haciendo un número cómico. Sin embargo, es que está enfermo. Esta enfermedad procede de la vejiga natatoria y es una de las enfermedades que se encuentra más comunes en peces. Se puede diagnosticar fácilmente ya que el pez afectado por esta enfermedad comenzará a nadar al revés. La panza estará situada para parte de arriba. La consecuencia de nadar así de forma frecuente es que seguirá dando golpes con todo lo que se crucen su camino ya que no tiene las mismas capacidades para nada ni el mismo equilibrio.

En estos casos debemos saber que lo mejor es acudir a un especialista para que trate al de cuanto antes. Sin embargo, vamos a ver algunos aspectos esenciales de esta enfermedad para ayudar al pez lo más posible. Debemos saber que la vejiga natatoria es un órgano membranoso que tiene la forma de un saco lleno de gases. Este órgano es el encargado de que el pez tenga un buen equilibrio y pueda flotar en el agua sin llegar a ascender a la superficie. Para poder cambiar de profundidad el pez llena o vacía la vejiga natatoria de gases.

La enfermedad que contarán estos peces ocurre principalmente por un descuido severo de las condiciones de agua del acuario. Si no estamos continuamente cuidando las condiciones de temperatura, limpieza, pH, nivel de oxígeno, etc. del acuario puede que los peces adquieran esta enfermedad. En menor proporción se puede deber a problemas congénitos. Y es que hay algunos peces que tienen predisposición genética a padecer esta enfermedad en la vejiga natatoria.

Consecuencias del pez al revés

La enfermedad se contrae a través de un virus que causa la inflamación y engrosamiento del tejido que rodea la vejiga natatoria. Debido a la presencia de este virus el pez se queda sin poder hacer entrar o salir los gases a través de esta vejiga natatoria. A causa de ello, se queda flotando sin poder mantener su posición original. Mientras más grande sea la inflamación de la vejiga, menos estabilidad tendrá el pez.

Hay algunos peces que según su morfología son más propensos a contraer esta enfermedad. A aquellos peces que de forma más frecuente tienen esta enfermedad son los que tienen una forma globoide. Si hemos detectado al pez para hacerme edad de la vejiga natatoria, lo primero que debemos hacer es habilitar un acuario aparte a modo de cuarentena. Es aquí donde debemos colocar al vez enfermo para que no llegue a contagiar al resto.

Una vez hemos aislado al pez enfermo debemos ir a una tienda especializada y compraremos un tratamiento específico tanto para el acuario principal como para el acuario en cuarentena. También debemos corregir aquellas variables del acuario principal que hayan sido las causantes de la contracción de la enfermedad. Como hemos mencionado antes, puede que se haya alterado la calidad del agua, los niveles del mismo, la cantidad de oxígeno disuelto, el pH, etc. Estos niveles hay que ir revisándolos de forma continua al igual que analizar el buen funcionamiento de todos los accesorios del acuario como lo son los centros y los termómetros.

Cuando el pez este totalmente curado volveremos a incorporarlo al acuario principal.

Tareas de prevención

Acuario en cuarentena

Antes de curar una enfermedad y tener que ir a la una tienda especializada a incorporar un buen tratamiento, lo mejor es prevenir la enfermedad. Por lo general, los peces no requieren de tanto trabajo ni atenciones. Sin embargo, el acuario debemos atenderlo de forma constante. Si tenemos el agua equilibrada con los niveles ajustados y la temperatura adecuada para los tipos de peces que tenemos, no habrá problemas con ello.

Cada vez que incorporemos un pez nuevo o una planta nueva debemos tenerla un tiempo en cuarentena antes de añadir la al acuario principal si antes hemos tenido aun vez con esta enfermedad de la vejiga natatoria. El tiempo en cuarentena debe durar entre los 14 y 21 días hasta que veamos que el pez está totalmente recuperado.

Otra de las recomendaciones que serán más frecuente es para evitar la contracción de esta enfermedad es humedecer un poco el alimento seco antes de ponerlo en el acuario. Se ha podido comprobar que el alimento en seco hace que a los peces se le obstruyan los intestinos y pueda parecer esta enfermedad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es lo que ocurre cuando ves aunque al revés.


4 comentarios, deja el tuyo

  1.   Sara dijo

    Que comentario tan pobre, obvio que hay que llevarlo con un veterinario. Esperaba otro tipo de consejo

  2.   domenica moya dijo

    hola tengo un pez comun y corriente pero el nada de lado y no se que le sucede por favor ayuda

  3.   Lobezno dijo

    chorrada de lectura, vaya pérdida de tiempo

  4.   Chorro dijo

    Yo vendo bolis , te sirve mi comentario ? si no, acude cuanto antes con un buen comentarista .

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.