Otocinclus, el pez limpia vidrios

Otocinclus conocido por limpiar los vidrios

Hace poco vimos un tipo de pez que se encargaba de limpiar los fondos de los acuarios, ya que su forma de vida y de alimentación se basaban en la de buscar alimento en el fondo y removía el agua. En este caso vamos a hablar de un pez cuya función es la de limpiar el vidrio del acuario: se trata del Otocinclus.

El Otocinclus es un pez muy pacífico endémico del sureste de Brasil, selva del Mato Grosso y de algunos ríos de Colombia, cuyo nombre común es el limpia vidrios. ¿Quieres saber todo lo relacionado sobre este pez?

Hábitat y área de distribución

otocinclus affinis habitat natural

Estos peces se encuentran en aguas rápidas, a pesar de no ser buenos nadadores. Su hábitat es la de las aguas claras de los ríos de Brasil y Colombia. Existen dos especies del Otocinclus que se suelen confundir por sus grandes similitudes. Tenemos el Otocinclus vittatus y el Otocinclus affinis. Estas dos especies son muy parecidas morfológicamente y se suelen confundir. Lo único que varía y que diferencian a estas dos especies es su área de distribución.

Las aguas donde habitan estos peces suelen tener rocas cubiertas de algas y abundante vegetación.

Características del Otocinclus

ventosa que utilizan para succionar

Estos peces son alargados y pueden llegar a medir hasta unos 5 cm. Tienen una ligera curva en su espalda y el vientre aplanado. Para alimentarse emplean una ventosa que tienen en la boca para poder succionar el alimento. Por ello, busca comida en las paredes de los acuarios y es llamado el limpia vidrios. Tiene aleta adiposa y su visión es lateral. Para su mejor natación dispone de una espina de refuerzo en todas las aletas menos en la caudal y la adiposa.

Su cuerpo es de color gris y dorado, con manchas grises o pardas en su dorso además de una línea negra que cubre toda su parte lateral desde la cabeza hasta la aleta caudal. Su vientre es de color blanco.

Debido a que estos peces habitan en ríos con corrientes de agua muy fuerte, la ventosa de la boca la utilizan, aparte de alimentarse, para la sujeción por el régimen turbulento del agua. Al no desarrollar una vejiga natatoria, no son capaces de nadar. En vez de ello, van saltando sobre las piedras y sujetándose con la ventosa al sustrato para no dejarse llevar por la corriente de agua. Los saltos que realizan son transversales para no ofrecer demasiada resistencia a la corriente y ser arrastrado hacia atrás.

Alimentación

los otonciclus son mayormente herbívoros

Su alimentación en el hábitat natural está supeditada a lo que pueden arrancar de las piedras y troncos del fondo, generalmente algas incrustantes, pequeñas plantas y microorganismos que viven entre estas. Tienen hábitos crepusculares principalmente, aunque permanecen durante las horas de luz también bastante activos.

Es omnívoro y herbívoro, llegando a comerse la comida en tabletas que se le ponen a los comedores del fondo. A estos peces también se les puede alimentar con verdura cocida, espirulina y otros complementos vegetales para peces.

Comportamiento y compatibilidad

Otocinclus comiendo algas

Como se ha mencionado antes, estos peces son bastante pacíficos y tímidos. Para optimizar su convivencia en las peceras, se debe mantener en un grupo de por lo menos 5 peces de su misma especie, existiendo más hembras que machos.

Estos peces duermen por de día en una hoja o se pegan al vidrio del acuario. Son más activos por la noche. Dado que su alimentación se basa en su mayoría en algas, son capaces de limpiar el vidrio del acuario para comerse el alga que se queda adherida. Por lo general, a estos peces se les llama vagos, ya que son peces que está todo el día o en las hojas o el vidrio de los acuarios. Al no saber nadar bien, su movimiento en los acuarios es escaso.

En cuanto a la compatibilidad con otros peces, estos son muy sociables y pueden convivir con cualquier especie. Intenta no mezclarlo con especies más grandes y agresivas que puedan depredarlos. Son buenos compañeros de corydoras. También puedes mezclarlos con peces limpia fondos como los Ancistrus.

Mantenimiento

Otonciclus comiendo en vidrio

Dado que su hábitat natural es abundante en algas y plantas, el mejor acuario para este tipo de peces es que esté bien plantado, es decir, con una buena densidad vegetal. También debe tener el agua limpia y con buena iluminación, teniendo una superficie que permita su crecimiento.

En el acuario, las algas deben crecer continuamente, ya que estos peces comerán prácticamente solo algas. El acuario debe disponer de un volumen de 60 litros para un grupillo de 10 Otocinclus.

El agua que se recomienda para estos peces son de pH entre 6 y 6,75, puesto que no son muy exigentes. Para establecer una temperatura óptima, tienes que tener en cuenta que no son muy amigos de las temperaturas altas. Necesitan una gran cantidad de oxígeno disponible. Por ello, se recomienda que no sobrepasen los 26°C de temperatura. Aún así, si no puedes evitar esto, asegura mediante el filtro que el movimiento del agua sea constante y abundante, más aún cuando la temperatura sobrepase esos 26°C.

Reproducción y precio

Los otonciclus tienen dimorfismo sexual

Para reproducirse, los machos van persiguiendo a las hembras hasta que ésta los acepta. Existe dimorfismo sexual en estas especies, puesto que apenas se pueden diferenciar los machos de las hembras. Ambos son muy parecidos morfológicamente.

El desove de estos peces es parecido al de los Corydoras. Los huevos son colocados en las plantas o pareces del acuario y se olvidan de ellos. Estos peces no son de los que continuamente están cuidando los huevos. La cantidad de huevos es muy variable, generalmente unos 20-40 huevos por hembra. Los huevos eclosionan a los tres días del desove. Los primeros días se debe alimentar a los alevines con infusorios y comida especial para ellos. Posteriormente se les puede suministrar nauplios de artemia y espinacas cocidas y trituradas.

La expectativa de vida de estos peces es la de unos 5 años. En cuanto a los precios de los Otocinclus, suelen rondar los 2-3,50€ euros cada ejemplar.

Con esta información ya podéis añadir un grupillo de Otocinclus a tu acuario, haciendo que las paredes estén limpias y dando un buen ambiente pacífico y tropical.


Categorías

Peces

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales por Universidad de Málaga. Dedicado a la educación ambiental. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Cesc dijo

    Aunque es cierto que gustan de aguas bien oxigenadas, disponen de respiración intestinal, y pueden suplir ciertas carencias; las diferencias sexuales no son evidentes, pero apreciables cuando son adultos… Pero lo que más se hecha en falta del artículo es destacar que es un pez que siempre procede de capturas, por no reproducirse en cautividad, aunque desconozco si a día de hay hay alguna referencia, sería algún caso puntual extraño. A pesar de ser un pez resistente una vez adaptado, es muy sensible a los cambios, y sobreviven menos del 50% de los individuos capturados; además, cuando los adquirimos, o cuando los cambiamos de acuario, es frecuente tener alguna baja. No pueden introducirse nunca en un nuevo acuario, y es conveniente que el acuario lleve al menoa 1 año funcionando para introducirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *