Otra manera de cambiar el agua del acuario

Aunque cambiar el agua del acuario sea un proceso relativamente sencillo, lo cierto es no es oro todo lo que reluce, por lo que para tener a los peces en perfecto estado no bastará con quitar el líquido existente y echar el nuevo. Por el camino debemos realizar una serie de pasos, poniendo especial empeño en cada uno de ellos.

Hay que tener en cuenta que el agua es el medio en el que viven los animales, y en el que pasarán las 24 horas del día. Según pasan los minutos, la suciedad irá haciendo acto de aparición, pudiendo llegar a resultar especialmente incómoda. La idea principal es la de conseguir una limpieza sublime, sin que por ello debamos usar un estropajo para que toda la zona esté reluciente.

A continuación tenéis los pasos que debéis seguir para cambiar el agua:

  • Vacía un poco el agua que haya en el acuario. Alrededor de un 20%, máso menos.
  • Consigue el nuevo agua. No debe tener elementos químicos (descartad aquellos recipientes en los que hayan caído anteriormente) ni ser del grifo. Es aconsejable que haya estado reposando unas horas para que se vayan los minerales que queden.
  • Con un raspador de algas, limpia los cristales. Los objetos deben ser retirados y limpiados con agua y un 10% de lejía. Enjuagarlos y dejarlos secar al aire libre es esencial. Las piedras también deben ser limpiadas con un sifón. La suciedad debe ser almacenada en otro recipiente.
    Cuando todo esté limpio, echad el agua nueva. Aseguraos de que está a la misma temperatura que la antigua.

Mencionar que existen herramientas especiales para realizar la limpieza. Podéis encontrarlas en cualquier tienda de animales. Es posible que os llevéis de regalo algunos consejos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *