Peces de estanque

Si tienes jardín y dispones de espacio para un estanque de agua, seguramente prefieras tener peces ahí que en un acuario. Los peces se recrean mejor en un ambiente natural que bajo cuatro paredes de cristal. Sin embargo, los estanques necesitan unos requisitos para que los peces puedan vivir en buenas condiciones.

En este post podrás descubrir las características que necesita el estanque y cómo elegir los mejores peces. ¿Quieres aprender todo sobre ello?

Características necesarias del estanque

Las medidas del estanque en exteriores debe ser adecuada para garantizar una buena estancia a los peces. Al igual que cuando montamos una pecera y miramos el tamaño, en el estanque ocurre algo parecido. Para cada tipo de pez que vayamos a introducir, necesitará más o menos espacio.

En un estanque, la medida más importante es la profundidad. Debido a que en el exterior no podemos protegerlos bien de los cambios de temperatura, es fundamental la profundidad. En caso de que las épocas de frío aprieten más, los peces podrán resguardarse en el fondo del estanque, donde las temperaturas se mantienen más estables. De lo contrario, si la profundidad es pequeña, será más fácil que la temperatura les afecte.

El mínimo de profundidad que debe tener un estanque de exterior es de 80 cm. Esto permite que los peces sean resistentes a las heladas y bajadas inesperadas de temperatura.

La siguiente variable a tener en cuenta es el tamaño. Cada pez de unos 10 cm de longitud necesita 50 litros de agua. Por consiguiente, cada vez que los peces crezcan más o quieran añadir más peces, debes conocer las limitaciones del estanque.

Un aspecto importante para protegerlos del sol y el frío es la incorporación de plantas acuáticas. Estas plantas otorgan una buena sombra y crean un micro alimento para ellos. Las mejores plantas son los nenúfares y la lechuga de agua.

Cómo elegir los peces

Un estanque se rige por unas normas de supervivencia parecidas a las de un acuario. Se tiene que tener en cuenta qué especies de peces se va a introducir. Lo primero a tener en cuenta es el tamaño y el número de peces que queremos tener. Dependiendo del tamaño necesitará un volumen de agua mayor o menor.

Una vez hemos decidido el tamaño y número, debemos fijarnos en el comportamiento de cada especie. Existen peces muy territoriales y agresivos que pueden presentar problemas con los compañeros. También los hay que se pueden comer a otras especies o a sus crías.

Un aspecto a tener en cuenta son las necesidades básicas del tipo de pez que queremos meter. Por ejemplo, si buscamos peces tropicales, la temperatura del agua debe estar por encima de 20 grados. Si el clima de nuestra región tiene temperaturas menores, el pez morirá. Evidentemente, no podemos tener un estanque de agua salada o, en el caso de tenerlo, sus cuidados deben ser extremos.

Es muy aconsejable tener un acuario de reserva por si alguno de los peces enferma o se está reproduciendo. En alguno de esos casos, podremos aislar el pez en cuestión para que no afecte al resto ni a la supervivencia de las crías.

Ejemplos de peces de estanque

Como se ha mencionado antes, es importante que escojamos sabiamente qué especies de peces vamos a introducir en nuestro estanque. Hasta hace poco tiempo, lo más habitual era escoger los peces Koi por su longevidad y resistencia. Sin embargo, en la actualidad, su venta está prohibida por lo que tenemos que buscar otras alternativas.

A pesar de que estos peces orientales son estupendos y tiene gran fama, existen otras muchas especies que son ideales. Las más recomendables son aquellas cuya resistencia y adaptación son mayores. Las condiciones en los estanques no son tan artificiales como en los acuarios. Si un pez es sacado de su hábitat e introducido en un acuario, tendrá que adaptarse. En los acuarios el proceso de adaptación es más rápido dado que se recrean con el más mínimo detalle las características del ecosistema donde vivía. Esto no ocurre con un estanque. Aquí las condiciones son las ambientales, por ello es importante seleccionar bien.

A continuación voy a daros una lista de cinco peces muy resistentes y longevos para los estanques. Además, tienen la ventaja que pueden vivir bien entre ellos.

Barbo dorado (Barbus semifasciolatus)

Este pez tiene un tamaño bastante reducido. Apenas alcanza los 7 cm. Sin embargo, es muy longevo (es capaz de vivir 7 años). Estos peces no aguantan bien las temperaturas bajas, por lo que es necesario que, en invierno, los traslademos a un acuario en casa.

En cuanto a su comportamiento, podemos decir que es bastante pacífico y necesita sólo pequeñas comunidades. Si quieres tener barbo dorado, mínimo tendrás que comprar seis.

Cacho (Leuciscus idus)

A este pez se le conoce como Cachuelo. Estos peces pueden vivir hasta 20 años si son bien cuidados. No necesita de otros peces para prosperar en el tanque ni debemos preocuparnos por las temperaturas. Estos peces proceden del norte, por lo que ya están acostumbrados al frío.

Corydora pimienta (Corydora paleatus)

Recordáis a los corydoras? Son los perfectos peces limpia fondo. En este caso, nos ayudarán a mantener limpio los fondos de los estanques. Es un poco menos longevo que las especies vistas anteriormente, pero su vida es lo suficientemente como para encariñarnos con ellos. Pueden llegar a vivir unos cuatro años.

Para que su bienestar esté garantizado, lo mejor es adquirir seis ejemplares para que vivan en una pequeña comunidad.

Pez Brema (Abramis brama)

Este pez puede vivir hasta 17 años y alcanzar tamaños de hasta 80 cm. El inconveniente de este tipo de pez es que conforme más grande se hacen, se vuelven más agresivos y ariscos.

Goldfish (Carassius auratus)

El conocido carpín dorado o pez cometa, es uno de los peces más habituales en estanques. Son escogidos gracias a su colorido y facilidad en la crianza. Su tamaño es pequeño (tan sólo alcanzan 20 centímetros). Son tan longevos, que se han registrado ejemplares con hasta un siglo de vida.

Es un pez con comportamiento pacífico que no dará problemas ni necesita de otros congéneres para vivir. Por lo general, dada su facilidad en el cuidado, es aconsejable adquirir más de un pez cometa.

Alimentación para peces de estanque

Los peces de estanque necesitan comida que sea fácil de asimilar y lo más cómodo posible. Si en el estanque posees peces de distintas especies, es importante conocer en qué proporciones tienes que darles. Cada pez necesita una cantidad determinada de alimento para satisfacer sus necesidades. La mejor opción es tener peces que tengan necesidades parecidas y que, a su vez, no tengan problemas por el comportamiento.

El mejor alimento para peces por lo general suele costar unos 8 euros. Tiene cantidad suficiente para alimentar a una docena de peces durante un tiempo.

Gracias a este post podrás tener a punto tu estanque y colocar las especies de peces más adecuadas para ello. ¡Disfruta de tu estanque!


Categorías

Paisajismo, Peces

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.