Peces tropicales llamativos y fáciles de cuidar

Los peces tropicales de agua dulce son los más llamativos por su diversidad de colores y el buen ambiente alegre y tranquilidad que transmite el acuario, no son difíciles de cuidar pero sí requieren de los cuidados necesarios y específicos para el buen funcionamiento de su hábitat y el ecosistema del acuario.

Se recomienda, si bien hay una gran variedad, que los peces tropicales sean de la misma familia. Hay especies que no son compatibles y podría suponer un verdadero problema para los menos fuertes hasta el punto de llegarse a comer unos a otros o pelearse hasta la saciedad. Lo ideal son los peces que entre ellos puedan tener una buena convivencia entre si y que requieran de las mismas características, inclusive la alimentación.

El acuario tiene que ser lo suficientemente grande, teniendo en cuenta la cantidad de peces que lo habitarán, así como todo el ecosistema que hay que incluir, los peces necesitan de espacio vital para moverse con holgura y sin problemas de espacio que los pueda limitar. Así como el calentador que controle la temperatura del agua, tiene que estar entre 21ºC y 29ºC, se recomienda colocarlo en una zona donde circule bien el agua y sujetarlo con ventosas, el termómetro para controlar la temperatura y el filtro que sea acorde con los litros del acuario.

Es importante la decoración, ya que forma parte del hábitat de los peces tropicales, como pueden ser las plantas necesarias para el equilibrio perfecto. Las rocas, troncos, gravilla, que sirve para sujetar las platas y los difusores del aireado y algún elemento decorativo, que a la vez le sirve para esconderse e incluso jugar, como pueden ser barcos o incluso columnas.

Para su buen mantenimiento, aparte de alimentarlos, hay que controlar que todo el sistema funcione correctamente y observar que los peces tropicales están perfectamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *