Pez barracuda

El pez barracuda, conocido y temido por su gran tamaño y aspecto feroz, es el protagonista del artículo de hoy. Se trata de un pez de agua salada que, al igual que el pez lenguado, pertenecen al género Sphyreaena. Tiene la curiosidad de ser el único que pertenece a la familia Sphyraenidae. Su nombre científico es Sphyreaena barracuda.

En este artículo vamos a explicarte todas sus características, modo de vida, alimentación y reproducción. Espero que te parezca interesante y quieras saber más sobre el pez barracuda.

Características principales

Esta especie se es conocida también por el nombre de barracuda gigante debido a su gran tamaño. Habita en todos los océanos tropicales y subtropicales de todo el mundo. Puede vivir tanto en aguas templadas como cálidas y también se le encuentra en manglares y arrecifes profundos con una profundidad límite de 110 metros.

Son peces grandes que miden alrededor de un metro de largo y pesan entre 2,5 y 9 kg. Hay algunos ejemplares excepcionalmente grandes que pesan más de 23 kg y pueden medir metro y medio. El color que tiene es azul grisáceo por su parte superior. En la parte inferior tiene una decoloración blanco plateado y calcáreo.

Puede presentar hileras más oscuras de modo transversal con manchas negras en los lados inferiores. Tiene un color característico en la segunda aleta dorsal y las aletas anal y caudal y es la variación entre colores violeta oscuro a negro y con puntas blancas.

Suele ser un pez solitario cuando llega a adulto. Sobre todo cuando llega la noche suelen deambular solo tras el duro día. Sin embargo, durante el día, se puede ver cómo los adultos enseñan a los jóvenes a cazar otros ejemplares y a aprender a protegerse frente a la depredación.

Son peces que suelen atacar a los buceadores infligiendo daños graves. Si se lo proponen, son capaces de llegar a matar de una forma rápida y destruyen a más especies y ejemplares de las que se comen. Estas son algunas de las razones por la que es un pez muy temido, no sólo por su aspecto, sino por su comportamiento. Solo en ocasiones no atacan a no ser que sean atacadas.

Alimentación y hábitos

Es un pez capaz de depredar a otras especies con gran ferocidad y velocidad. Utilizan la sorpresa como un arma. Se trata de una especie bastante oportunista que aprovecha algunos momentos más débiles para hacer su aparición en escena. Cuando visualizan a la presa, se lanzan sobre ella provocando una estampida de hasta 43 km por hora de velocidad. Esta maniobra hace que su porcentaje de captura sea mucho más alto.

Cuando son adultos, esta depredación la hacen en solitario. Pero siendo jóvenes, se juntan varios de ellos con frecuencia para garantizar la captura de la presa e ir desarrollando más práctica y aprendizaje.

Se alimentan principalmente de otros peces de tamaño igual o inferior a ellos. Algunas veces se le puede ver cazando a ejemplares más grandes. Para poder hacerlo, van rasgando los pedazos de carne conforme van debilitando a la presa. Son realmente competitivos y se le puede ver compitiendo con especies como el atún, el pez aguja y hasta los delfines.

Entre la variedad de peces de los que se alimenta el pez barracuda nos encontramos con meros, pargos, atunes pequeños, pez gato, anchoas, arenques y salmonetes. A todos los muerde por la mitad para debilitarlos por completo desde el principio de la caza. También se le ha visto comer algunas presas más pequeñas que utiliza como alimento esporádico cuando se las encuentra por delante.

Debido a su gran capacidad de captura y su habilidad de caza, son pocos los depredadores naturales que tiene el pez barracuda. Los que más se podrían considerar sus depredadores son el tiburón blanco, las orcas y los seres humanos, que lo capturamos para comerlos.

Reproducción

Sobre la reproducción faltan detalles por conocer. Por ejemplo, no se sabe bien el momento y el lugar donde se produce el desove. Se piensa que se hace en primavera cuando las temperaturas son más altas, mientras que otros creen que pueden hacerlo durante todo el año, exceptuando los meses más fríos de invierno.

Es posible que los patrones de desove no sean los mismos en todas las áreas del mundo donde se encuentra. Lo que sí se sabe es que no es una especie que deba proteger los huevos hasta su eclosión, sino que los dejan a la deriva, donde van tomando forma hasta eclosionar. Normalmente, si desovan cerca de estuarios donde las aguas son menos profundas, las larvas que salen de los huevos se van hacia lugares con áreas menos profundas y con malas hierbas para sentirse protegidas.

Con tan solo una longitud de 80 mm, las larvas comienzan a moverse a aguas más profundas. Ya es con 300 mm de diámetro cuando consiguen moverse a aguas abiertas y cuando tengan 500 mm ya se trasladarán a mar adentro, alejándose completamente de los estuarios.

El pez barracuda y el ser humano

La fama que tiene las barracudas es parecida a la que se tiene sobre el tiburón. Son peligrosas para los buzos y nadadores que se encuentran cerca de la costa. Al tener algunos hábitos carroñeros, pueden confundir a los buzos, creyendo que son otros depredadores más grandes y los siguen para comerse los restos de las presas que capturen.

Es raro, pero han habido casos en los que los nadadores han avisado sobre haber sido mordidos por barracudas. Normalmente estos ataques suelen ser por la mala visibilidad que hay en el agua y la confusión de estos peces con otros depredadores mayores.

Hay que evitar tocar con las manos o intentar coger a una barracuda ya que son capaces de poder rasgar tu piel y arrancarla. Aunque estos peces no les guste el ser humano como alimento, si intentamos cogerlo, pensará que es una presa que intenta escapar o burlarlo y acabará mordiéndote.

Es usado por los africanos para sopas y salsas y lo ahúman para protegerlo y darle un mejor sabor.

Espero que este artículo te haya ayudado a saber más sobre el pez barracuda.


Sé el primero en comentar