Pez escorpión

Pez escorpión rojo

Los peces conforman un grupo de seres de lo más variopinto que podemos observar en la naturaleza. Se encuentran a lo largo y ancho de todo el planeta, alojándose en mares, ríos, lagos y diversos ecosistemas acuáticos. Características variadas y años de evolución que han derivado en un amplio abanico de especies, a cada cual más peculiar. En esta ocasión, vamos a hablarles de un tipo de pez extraño, aunque conocido: el pez escorpión.

En este artículo tenéis la oportunidad de aprender un poco más sobre este maravilloso animal, el cual, entre muchas otras cosas, destaca por su peligrosidad, la cual no le ha otorgado muy buena fama.

Hábitat

Aletas del pez escorpión

Verdaderamente, el pez escorpión es un pez que se ha adaptado especialmente bien a distintos tipos de hábitats acuáticos. Es fácil encontrarlos en varias partes del mundo, puesto que no es un pez específico de una zona o área en concreto. Sí hay que comentar que las mayores poblaciones se ubican en las costas de Australia, Fiji, Océano Índico y los mares Rojo y Amarillo.

Por lo general, suele tener cierta predilección por aguas profundas (sobre los 150 metros), como fondos oceánicos marinos o abismos oceánicos. Sin embargo, no es raro que sea hallado en otro tipo de lugares como en los pequeños estanques que se forman a partir de las mareas bajas.

Características del pez escorpión

Cabeza del pez escorpión

El nombre científico del pez escorpión es Scorpaenidae, ya que pertenece a la familia de los peces Scorpaeniformes, que a grandes rasgos se podría decir que son aquellos peces óseos dotados con prolongaciones espinosas en sus cuerpos.

Cabe destacar que el pez escorpión ostenta el título de ser una de las especies de peces más antiguas. Uno de los primeros fósiles encontrados data de la época del Paleoceno, englobada en el Terciario Inferior.

No es una criatura de gran tamaño. Su cuerpo, tanto en individuos macho como en individuos hembra, no suele superar los 30 centímetros de longitud (lo normal son 15 centímetros de largo). Dicho cuerpo presenta una forma alargada y comprimida, y está equipado con varias espinas venenosas. Estas espinas venenosas son más numerosas en la cabeza, aletas dorsales, la aleta cuadal y aletas pélvicas.

La cabeza es bastante más grande si se compara con el resto del cuerpo, y cuenta con una gran boca que está dispuesta de forma oblicua, mientras que los ojos se mantienen verticales. Además, tiene grandes tentáculos en su piel.

El pez escorpión es uno de los animales que mejores condiciones para el camuflaje ha adquirido. Dependiendo del hábitat que ocupe, este tipo de pez manifiesta una tonalidad u otra en su piel y escamas. Por regla general, los colores predominantes son el color amarillo, el marrón, el verde y el rojo.

En cuanto a su comportamiento, indicar que son peces con un carácter muy fuerte. Los machos son territoriales y fieros. Esta condición ha derivado en que tengan un modo de vida más bien sedentario. Si quieres introducir al pez escorpión en tu acuario o estanque, ten en cuenta que no tiene que estar acompañado por peces de un tamaño inferior al suyo, con más peces escorpiones o simplemente con peces invertebrados. Si parece congeniar con aquellos peces vertebrados que le superan considerablemente en tamaño.

Alimentación

Pez escorpión blanco

Los peces escorpiones son unos grandes depredadores. Su método de captura exitoso se debe en gran medida a algo que comentábamos anteriormente, su habilidad para el camuflaje. El pez escorpión se esconde hasta que aparece su presa, a la cual sorprende en décimas de segundo tragándosela.

Suele capturar peces de tamaños muy reducidos, pequeños moluscos, crustáceos, etc.

Peligrosidad

Cuerpo del pez escorpión

Tal y como os citábamos en el inicio del artículo, los peces escorpiones no tienen una fama muy positiva. Son peces venenosos, protagonistas de varias de las picaduras más comunes que tienen lugar en playas y zonas de costa.

El veneno (tóxico y vasoconstrictor) de este animal acarrea consecuencias como fuerte inflamación de la parte del cuerpo afectada por una picadura, vómitos continuos, gran dolor y procesos febriles. En los casos más graves, el sujeto puede llegar a sufrir insuficiencias respiratorias y problemas cardiorrespiratorios mucho más severos.

Comúnmente, las picaduras de los peces escorpiones tienen lugar en las plantas de los pies, ya que como estos animales permanecen inmóviles en los suelos marinos durante largos periodos de tiempo, es muy fácil pisarlo e hincarnos así una de sus espinas.

Si por desgracia hemos sido picados por un pez escorpión, los pasos a seguir para que el daño sea el peor posible son: aplicar amoniaco en la zona de la picadura, complementado con una aplicación de calor que deberá durar entorno a la hora y media. No obstante, como siempre lo mejor es acudir al centro de salud o médico más cercano que será quien mejor evalúe nuestro estado y pueda suministrar el remedio más oportuno.

Esperamos haberles acercado y presentado en mayor profundidad a es te pez del que seguro habéis oído hablar y con el que muchos habrán tenido que lidiar por encontronazos más que fortuitos durante sus baños en playas.


Categorías

Peces

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis textos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *