Pez luna

En los océanos nos encontramos con millones de especies. Unas son más bellas, otras más conocidas y otras más raras. El ser humano considera una especie muy rara al pez del que vamos a hablar hoy. Se trata del pez luna.

Es el pez más pesado del mundo y tiene un físico bastante curioso. ¿Quieres saber más sobre el pez luna?

Características y descripción

Al pez luna se le conoce también como pez mola mola. Pertenece al orden de los Tetraodontiformes y de la familia Molidae.

Esta especie tiene su origen en el mar tropical cercano al ecuador pero parece que se está volviendo más común en el sur de Inglaterra durante los meses de verano, algo que mucha gente atribuye al calentamiento global y al cambio climático.

En resumen, el cuerpo del pez luna es una gran cabeza con aletas. Puede llegar a medir hasta 3,3 metros de longitud y con un peso máximo de 2300 kilogramos, aunque por lo general oscila entre 247 y 2000 kg.

Su piel está cubierta por una capa de mocos cuya textura se asemeja a un papel de lija. Es bastante gruesa y no tiene escamas. Su color puede variar en distintas tonalidades de gris, marrón y gris plateado. Suelen tener el vientre blanco y algunos de ellos pueden tener manchas blancas, tanto en las aletas laterales como en las dorsales.

Si lo comparamos con otras especies de peces, el pez luna no tiene tantas vértebras y carece de nervios, aletas pélvicas y vejiga natatoria. De ahí a que este pez sea una especies muy rara, cuya morfología se diferencia de lo común. Las aletas dorsales y anales son largas y la pectoral se encuentra junto a la dorsal.

Otra parte curiosa que tiene este pez es que en vez de aleta caudal tiene una cola que usa como si fuera un timón y que se extiende desde el borde trasero de la aleta dorsal hasta el borde posterior de la aleta anal. Su boca está llena de pequeños dientes fusionados en forma de pico.

No se sabe cuánto tiempo de vida tienen los peces luna. Lo que sí se sabe es que en cautividad pueden durar hasta 10 años. Esto indica que, probablemente, su esperanza de vida en la naturaleza sea menor, dada las amenazas y la necesidad de buscar alimento. En cautividad tienen la ventaja de que carecen de depredadores y tiene una alimentación correcta y justa, además de cuidados veterinarios en caso de que hagan falta.

Hábitat y distribución

El pez luna se encuentra en todo el mundo. Sin embargo, las zonas donde sus poblaciones son mayores es en las zonas templadas y tropicales del océano Atlántico, océano Pacífico, océano Índico y mar Mediterráneo.

En estos lugares, su hábitat corresponde a los arrecifes de coral profundos y lechos de algas en mar abierto.

Comportamiento y alimentación

El pez luna es solitario y tiene un comportamiento bastante curioso; y es que le gusta tomar el sol. Para ello, asciende hasta la superficie y, de esta forma, consigue regular su temperatura tras nadar en aguas más frías. Deja sus aletas al descubierto para liberarse de los parásitos e incluso, en ocasiones, salta sobre la superficie con el mismo fin. También son capaces de liberarse de los parásitos con ayuda de otros peces luna.

Puesto que un pez tan grande no tiene muchos depredadores, puede nadar libremente y sin preocupaciones en el mar sin pensar que pueda tener enemigos cerca. Cuando los buzos se encuentran con un pez luna, éste no se comporta ni agresivo ni asustadizo. Es más, en ocasiones, estos peces, invadidos por la curiosidad, siguen a los buzos. Por lo que se puede considerar como un pez dócil y amistoso.

En verano y en primavera, estos peces migran hacia latitudes más altas para buscar comida. Se alimenta de medusas y zooplancton, principalmente, aunque también lo hace de crustáceos, salpa, algas y larvas de peces. Puesto que esta dieta no tiene demasiados nutrientes, el pez luna tiene que consumir grandes cantidades de alimentos para poder mantener ese tamaño y peso corporal.

Reproducción

Alevín del pez luna

Aunque no hay mucha información acerca de la reproducción del pez luna, se cree que las hembras desovan en el mar de los Sargazos durante los meses de agosto y octubre. Cuando desovan, son capaces de depositar 300 millones de huevos de 13 milímetros. Estos huevos son fertilizados una vez estén en el agua.

Lo que sí se sabe es que es la especie de vertebrado más fecunda. Cuando los huevos eclosionan, los alevines parecen estrellas ninjas, puesto que sus espinas son más pronunciadas con respecto al resto del cuerpo.

Amenazas

El pez luna no tiene demasiados depredadores naturales, gracias a que su piel gruesa es capaz de disuadir a las especies marinas de atacarlo. Sin embargo, muchas veces son atacados por tiburones, orcas y leones marinos. Los peces más jóvenes suelen ser atacados en más ocasiones por los atunes rojos. Al no tener ninguna morfología que le ayude a defenderse, ni ningún tipo de veneno, los peces luna van a nadar a la zona más profunda donde el resto de peces no se atreven a ir para escapar.

La amenaza que sí es real es la captura por parte del ser humano, tanto accidentalmente durante la pesca, como en su caza intencionada para comerciar con su piel.

¿Se puede comer el pez luna?

El pez luna no se puede comerciar en la Unión Europea, puesto que es delito tanto capturarlo como comprarlo. Es una especie protegida. Sin embargo, en países asiáticos como Japón, China y Taiwán se considera un manjar. Este consumo ha llevado a que las poblaciones de estos peces se reduzcan drásticamente en toda la zona de Japón y China, debido a que, aparte de su captura intencionada, también es capturado accidentalmente con la pesca de arrastre.

La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) afirma que los pesqueros que van capturar especies permitidas, como puede ser el pez espada, terminan teniendo en sus redes más peces luna que las especies objetivo.

Este es un pez lleno de curiosidades que merece la pena ver.


Categorías

Peces

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.