Pez piedra

El pez piedra es conocido como uno de los peces más venenosos de todos los océanos. Son considerados muy peligrosos no sólo por su potente veneno, sino por su alta capacidad de camuflaje. Se le llama así porque es capaz de ocultarse simulando el aspecto de una piedra. Suele habitar en los fondos oceánicos y ataca a su presa pillándola desprevenida completamente.

Si quieres conocer todo acerca de este pez tan extraño y curioso, sigue leyendo.

Generalidades

El pez piedra pertenece al orden Tetraodontiformes y la familia Sinancéido. Por naturaleza es un pez muy venenoso que acecha a su presa en silencio y ocultándose en forma de roca. Incluso para los humanos, la picadura de este pez es mortal. Así que estate atento para reconocer a este pez y no dejarse picar.

Desde que el ser humano se hizo en la prehistoria cazador-recolector se ha venido enfrentando a todo tipo de especies de peces de diversa índole. Tanto especies con una belleza incalculable, hasta otras que atacan sin ni siquiera ser molestados o atacados. Este es el caso del pez piedra.

Como se ha mencionado antes, el pez piedra se suele localizar en las profundidades de los océanos y se coloca donde hay rocas en los que puede pasar desapercibido. Es considerado una especie de pez exótico dada su rareza y su difícil aparición.

Normalmente, las picaduras con este tipo de pez surgen a raíz de un contacto por accidente. Es decir, el ser humano lo pisa sin querer, confundiéndose con una roca, y el pez muerde.

Aunque el pez piedra es capaz de camuflarse como si fuera una roca, es fácilmente cazado por especies como las mantarrayas, ballenas y tiburones blancos. Incluso las orcas son capaces de comerse a más de 50 de estos peces de una sola vez.

Existen más de mil doscientas especies de peces venenosos, cuyo veneno supera al de las serpientes, y el pez piedra se encuentra en el grupo que mayor veneno tiene.

Características del pez piedra

Una de las partes más peligrosas del cuerpo del pez piedra es la aleta dorsal. Está formada por unas 13 espinas donde guarda el veneno potente. Esta aleta es considerada su arma de defensa ante las situaciones adversas. Para envenenar a su presa, pincha con la aleta dorsal e introduce el veneno a través de los tejidos de una forma rápida y proporcional.

El veneno está compuesto por varias citotoxinas y neurotóxicas que lo hacen ser un veneno más potente que el de una cobra. Sus efectos son inmediatos. Primero, provoca una inflamación de gran magnitud, conforme el veneno se va expandiendo por todo el cuerpo y los tejidos. Afecta más gravemente a los músculos, paralizándolos rápidamente y causando un fuerte colapso que, de no tomarse algún método preventivo o alguna técnica de primeros auxilios, puede llegar a provocar una muerte en dos horas.

Una de las características que hacen a este pez tan especial es comparar el tamaño que tiene con el veneno tan potente que posee. Normalmente, los peces venenosos son más pequeños y necesitan de este veneno para hacer frente a amenazas de gran tamaño y escabullirse ante el peligro. Sin embargo, aunque el pez piedra tiene un tamaño bastante grande, posee este veneno tan peligroso.

En cuanto al tamaño, se encuentran peces con unos 35 centímetros de largo, aunque se ha llegado a encontrar algunos con hasta 60 centímetros. Si se encuentran en su hábitat, suelen desarrollarse más y llegan a mayores longitudes. Estos peces se pueden tener también en acuarios, pero sólo alcanzan tamaños de 25 cm.

Su área de distribución principal cubre las zonas del Norte de Australia y la región del Indo-Pacífico. A pesar del potente veneno, no es considerado una amenaza puesto que no ataca a no ser que es molestado o atacado.

Nos encontramos peces piedra con una diversidad de  colores que van desde el rojo hasta el gris, pasando por el amarillo, verde, blanco y marrón. A lo largo de todo su cuerpo, va realizando un contraste de estos colores y se va haciendo una mezcla que diferencia cada uno en una tonalidad distintas y especial.

Para asemejarse más a una roca dispone de unas protuberancias que simulan las rugosidades de la misma y gracias a ello pueden confundirse fácilmente. Tiene una cabeza bastante aplanada y termina con una boca en posición vertical. Sus ojos son de menor tamaño y se extienden por la parte superior de la cabeza. Gracias a esto, son capaces de estar atento ante cualquier peligro.

A lo largo de su cuerpo tiene distintos sedimentos y minerales de gran cantidad de plantas y algas. Además, lleva sobre su cuerpo un líquido pegajoso que se asimila a un moco. Este moco lo utiliza para que se adhieran a él las plantas, corales, algas y sedimentos y adoptar aún mejor una forma de piedra.

Generalmente viven entre 10 y 12 años.

Comportamiento

Es un pez muy tranquilo y pasivo. Suelen estar casi el día entero parados escondidos tras las rocas e incluso logran enterrarse debajo de ellas. Cuando buscan alimentos se encuentran aún más estáticos para simular el aspecto de una roca.

Sin embargo, cuando tiene a su presa en el rango de alcance, pueden atacar velozmente.

ciertas protuberancias. Se establece en zonas costeras de los océanos Índico y pacifico, de la misma manera se encuentran en las Malvinas, Indonesia, Mar rojo y Australia.

Alimentación

Su alimentación está básicamente formada de otros peces, moluscos, crustáceos y camarones, por lo que es un animal carnívoro. Suele cazar a sus presas por las noches. El pez sólo abandona su zona segura cuando caza a la presa. Después vuelve inmediatamente a ella.

En China, el pez piedra es considerado un manjar al igual que el pez globo. Son presentados en diferentes platos, a pesar de la peligrosidad del veneno.

Reproducción

Aunque no existe mucha información acerca de la reproducción, se conoce que sus meses reproductivos son entre febrero y marzo. Para ello, colocan los huevos encima de los orificios de las rocas. Es la hembra la que coloca los huevos encima de la roca y el macho los fecunda.

Cuando esto ocurre, ambos se quedan para proteger los huevos hasta que eclosionan. Una vez nacen los alevines, son cuidados durante cuatro meses, hasta que ya son capaces de defenderse por sí solos.

Los machos, por lo general, son más fuertes y grandes que las hembras. Suelen producir un sonido que sólo ocurre en el momento del apareamiento.

Como podéis ver, este exótico animal tiene una vida muy tranquila, haciéndose pasar por una roca. Así que si alguna vez estáis por las zonas donde se encuentra este pez, cuidado donde pisáis.


Categorías

Peces

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.