Pez sierra

El pez sierra hace honor a su nombre. Su cuerpo alargado y su boca en forma de sierra hacen que este pez sea muy temido. El nombre científico es Pristis pristis y pertenece al orden de los Pristiformes. En este artículo vamos a analizar a este fabuloso pez a fondo para conocerlo más.

¿Quieres aprender todas las características y modo de vida del pez sierra?

Características principales

La familia de los peces sierra cuenta con dos géneros y siete especies. Están más o menos relacionados con las rayas y cuentan con un esqueleto lleno de cartílagos. El mayor atributo y por lo que se le conoce es porque el hocico lo tiene parecido a una sierra. El hocico está envuelto en una gran cantidad de poros que le permiten detectar cualquier movimiento para poder cazar. Esto le otorga una gran ventaja en el terreno.

Su capacidad sensorial es tan gran grande que es capaz de percibir los latidos cardíacos de cualquier animal. La mayoría de las actividades las realiza gracias al hocico en modo de sierra. Sirve tanto para el ataque como para la defensa. Se trata de una herramienta muy bien equilibrada que puede capturar a una presa para devorarlo de inmediato. Para defenderse de los depredadores como los delfines y el tiburón la emplea. No tiene dientes, sino escamas dentales.

El hocico está formado por 23 pares de dientes que van en proyección delantera. Es tan grande que representa más de la cuarta parte de su cuerpo. Pueden dirigirse a diferentes direcciones para atacar a sus presas las cuales hiere con la sierra. Está totalmente cubierta de poros sensoriales que le ayudan a percibir todo lo que hay a su alrededor.

El pez sierra puede cazar de dos formas. La primera es utilizar su hocico a modo de cepillo. De esta forma puede atraer la arena de las zonas donde se esconden presas como los crustáceos, cangrejos y camarones. También puede despresar a sus presas como lacerantes, salmonetes y otros ejemplares. Sin embargo, es una presa fácil para los tiburones cuando están en edad juvenil.

Conforme crecen son capaces de defenderse ante los temibles depredadores del océano.

Comportamiento

El pez sierra es un animal nocturno, bastante pasivo y pasan su día descansando plácidamente para estar activos en la noche y cazar. A pesar de que por su aspecto puede aparentar ser peligroso e imponer miedo, son peces bastante pasivos e incapaces de atacar al ser humano. Sin embargo, como muchas especies, si se ve amenazado o atacado, no dudará en defenderse.

Se trata de un animal bastante sedentario que pasa la mayor parte del tiempo descansando en zonas tranquilas. Se suele poner cerca de los suelos arenosos donde puede encontrar algunas presas bajo la arena. Al igual que el resto de su especie elasmobranquios batoideos pueden respirar empleando los espiráculos grandes que tienen en cada uno de los ojos.

Hábitat y área de distribución

Nos podemos encontrar al pez sierra en las zonas tropicales y subtropicales. Son encontrados en las zonas de Australia, África, Ecuador, Portugal y en algunas zonas del Caribe. Los turistas pueden verlo ya que ocupan aguas de baja profundidad.

Es capaz de vivir tanto en agua dulces como saladas. Mayormente se colocan en las bocas de los ríos donde el contraste de agua dulce y salada no le genera un estrés al metabolismo. Gracias al temperamento de estos peces son capaces de desenvolverse en diferentes medios acuáticos. Pueden vivir en lugares que les provea de alimentos y tranquilidad para descansar durante el día.

Se les puede encontrar en algunos estuarios y bahías donde viven sin apenas complicaciones. Se ha logrado establecer a lo largo del Golfo de México hasta el sur por el Atlántico y Pacífico. En algunas zonas es utilizado como medicina alternativa en algunas enfermedades respiratorias.

Debido a que la mayor parte de su tiempo se las pasa en lugares fangosos y arenosos, aprovecha para excavar y entretenerse. Para ello utiliza su sierra y en numerosa ocasiones acaba encontrando presas con las que alimentarse. Es curioso que se le puede ver haciendo esta acción solamente por distraerse mientras llega la noche.

Las presas más fáciles que tiene son los peces tropicales, ya que no cuentan con un buen sistema de defensa. La distribución de este pez se centra en zonas donde antes permanecía en grandes cantidades. Se les podía encontrar en las aguas de Estados Unidos, concretamente en las de Nueva York, Florida y Texas.

Alimentación del pez sierra

Su alimentación está basada en invertebrados de mayor tamaño y moluscos. Además, se alimenta también de otros elementos vivos que se encuentran en las profundidades de las aguas. Aún cuando llegan a compartir el mismo hábitat y el pez sierra tiene capacidad para comérselo, no se ha visto nunca que se haya comido a un pez piedra.

Cuando este pez se quiere capturar no tiene ninguna complicación. Sin embargo, no se consume como otros tipos de peces. Actualmente sí hay algunos comercios y exportaciones de pez sierra que están prosperando.

Por lo general, el consumo de este pez se hace salado y casi siempre es atrapado con la pesca de camarones. No se consiguen grandes cantidades ya que no es el objeto principal de pesca. Contiene grandes cantidades de mercurio, por lo que no se recomienda consumir en grandes proporciones. Este es el motivo por el que no se ha vuelto muy famoso en la gastronomía de los países.

Reproducción

Sobre la reproducción del pez sierra no se sabe mucho. Lo que sí se conoce es que son ovovivíparos, por lo que su reproducción de huevos se desarrolla dentro de la hembra hasta el momento de la eclosión. Cuando alcanzan la edad de 10 años aproximadamente es cuando consiguen la madurez completa. Si no son capturados por sus depredadores o el ser humano, suele tener una esperanza de vida de 30 años.

Para alcanzar la madurez sexual tienen que alcanzar unos cuatro metros de largo y 10 años de edad. Su reproducción no es muy numerosa, lo que le hace realmente vulnerable a la sobrepesca. La tasa de reproducción de este pez sierra es bastante escasa y se puede comparar con el pez vela o marlín quien tiene igualmente un sistema de reproducción bastante lento

La reproducción tiene lugar en los meses de abril a finales de junio.

Con esta información podréis conocer más a fondo al pez sierra. ¿Os ha gustado? Háznoslo saber en los comentarios 🙂


Categorías

Peces

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.