Remedios curativos para los peces con hongos

Los peces bien por un mal funcionamiento de su ecosistema o porque son atacados por hongos puede hacerles mermar su salud.  Pero no por ello los debemos dejar a su suerte porque siempre hay remedios curativos para los hongos.

Uno de los remedios más eficaces para los hongos son los baños de sal. La sal, mejor gruesa, y la misma que se usa para cocinar cura los hongos con un alto porcentaje de buenos resultados.


Si notamos que nuestros peces o algún ejemplar padecen de hongos cogemos un recipiente grande y le echamos dos cucharadas de té de sal a unos dos litros de agua, la proporción de sal adecuada es la que al probarla tenga un sabor salino no muy fuerte, posterior cogemos al pez en una red y lo sumergimos durante un rato en el recipiente con sal. Este baño de sal hay que repetirlo todos los días hasta que veamos que los hongos han desaparecido y el pez nada sin problemas.

El verde de malaquita se usa para casos de hongos. Se trata de una solución acuosa verde proporción de 1/15.000, en la que se meterá el pez durante 10 a 30 segundos. Si un baño no da resultado, se repetirá cada 2 o 3 días, sin olvidar que la temperatura del baño ha de ser igual a la del acuario.

Cuando observamos cosas o formaciones extrañas en las escamas o aletas de los peces un remedio curativo es el agua oxigenada. La proporción es de 175 cc por 10 litros de agua. Los baños deben durar de 10 a 15 minutos.

No obstante el cloruro de sodio o sal común, debe emplearse como preventivo, especialmente en los acuarios que contengan mollienisias, en la proporción de 2 cucharas de té al ras, por cada 4 litros de agua, cosa que no perjudica ni a plantas ni a peces.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *