Tipos de Terrario: Terrario Tropical


Cuando tenemos una mascota, como por ejemplo una tortuga o una rana, es importante que tratemos de mantenerlas en un terrario, lo más parecido a su hábitat natural, para que puedan desarrollarse y crecer de manera óptima y adecuada.

Los diferentes tipos de terrarios, se distinguen por tu tamaño, proporción, decoración y material que se utiliza. Es importante destacar, que no es el dueño de la mascota quien elije este tipo de características, sino que, según la mascota que tengamos, tenemos que adaptar el terrario a ella. Recuerda que existen diferentes tipos de terrarios, pero todos pueden clasificarse en 3 grupos diferentes que definen el tipo de ambiente que se le va a proporcionar al animal.

Primero que todo, tenemos los terrarios tropicales, que tienen la función de simular el ambiente que se produce en los trópicos, se caracterizan por tener elementos que echan agua, como cascadas, o pequeñas piscinas, para que los animales puedan nadar y refrescarse en ellas, al mismo tiempo que producen suficiente humedad para emular el ambiente tropical. Ten en cuenta que el montaje de este tipo de terrarios aporta un poco de dificultad, ya que la decoración debe permanecer firme y ser adecuada para el mismo.

Este tipo de terrarios, son más altos que anchos, ya que usualmente son utilizados para albergar especies arborícolas, como por ejemplo las iguanas verdes. Usualmente, su estructura, sirve también para recibir troncos que van a servir para decorar el ambiente y también para apoyar y ayudar a que el animal trepe y tenga más espacio dentro del mismo terrario.

Es importante que tengas en cuenta que, la temperatura y la humedad dentro del terrario de nuestra mascota, debe permanecer un tanto elevada, más o menos entre los 25 y 30 grados centígrados, para que nuestro animal se sienta como si estuviera en su hábitat natural tropical.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *