Cuidados del pez cometa

pez cometa

El pez cometa es originario del continente americano y forma parte de la familia de los peces dorados o también llamados Goldfish. El pez cometa o sarasa tiene el cuerpo alargado y cuenta con una sola aleta caudal. Es muy similar a la especie Común con la diferencia de que el cuerpo es más alargado, elegante y tiene las aletas más desarrolladas.

Se les encuentra en color blanco, plata, amarillo y tonos rojizos, y es una de las especies más populares al ser de los peces que mejor se adaptan a todas las circunstancias. Si los cuidados son buenos estos cometa suelen durar de entre siete y catorce años y suelen llegar a medir hasta 20 centímetros, sin contar la cola.


Son peces de agua fría, y para su correcta supervivencia tiene que ser neutra o ligeramente alcalina, a unos 16° de temperatura. Los peces cometas son una de las especies que más ensucian y contaminan el agua de un acuario, por eso es fundamental que esté siempre limpio.

Si te decides por este tipo de pez para ocupar el acuario es necesario saber que son peces a los cuales no les gusta nada la soledad, con lo cual tienes que incluir más peces complementarios entre ellos, mayormente otra especie de goldfish. Eso sí, nunca hay que mezclarlos con peces tropicales, porque las necesidades acuáticas de éstos últimos no son las mismas y tampoco con peces que naden más lentos que ellos.

El pez cometa necesita de mucho espacio para moverse con facilidad por todo el acuario, que más bien tiene que ser alargado. Son también muy activos, lo que hace que a veces tienden a saltar del agua, por lo que es aconsejable poner una tapa en el acuario.

Para que estén correctamente cuidados  hay que proporcionarles el oxigeno necesario para su correcta salud. Para ello hay que procurar que el acuario tenga, como mínimo, 40 litros por cada pez.


Escribe un comentario