Pez cirujano

aspecto del pez cirujano

Nuestros mares y océanos están plagados de seres increíblemente maravillosos que dotan a sus aguas de luz y color. Este amplio abanico de especies hace muy difícil la tarea de elegir a una de ellas como la más fascinante, no obstante existe un pez singular que no deja a nadie indiferente. Hablamos del popular pez cirujano, cuyo nombre no es muy acertado debido a su vistoso y bonito aspecto.

En el artículo que leerán a continuación tendrán la oportunidad de conocer mucho más detalles de este animal: su comportamiento, características, hábitat, estilo de vida, etc.

Hábitat

cabeza del pez cirujano

El pez cirujano no se decanta por vivir en una zona del planeta en especial, sino que lo podemos encontrar en áreas de África Oriental, Japón, Samoa, Nueva Caledonia, etc. Bien es cierto que su origen tuvo lugar en aguas australianas, a partir de las cuales se fue extendiendo al resto.

Cabe destacar que, y como suele ocurrir con aquellos animales marinos que si por algo se caracterizan es por su colorido y vistosidad, habita en aguas ricas en arrecifes de coral.

Características del pez cirujano

pez cirujano azul

Como comentábamos en un principio, el pez cirujano (Paracanthurus hepatus) destaca por encima de muchas otras especies de peces por su aspecto.

No es un pez muy grande en cuanto a tamaño, sobre unos 30 centímetros de longitud, aunque se han hallado ejemplares que han superado los 70 centímetros de largo. En cuanto a su peso, en la naturaleza pueden alcanzar los 7-8 kilogramos. Posee un cuerpo comprimido en sus laterales, de un color azul intenso con dos rayas negras bien definidas que lo cruzan. Además, posee una aleta caudal pigmentada con una fuerte tonalidad amarilla. Otra de sus características reseñables es su longevidad. Es un pez que en condiciones normales puede alargar su vida unos cuanto años, hasta 15 concretamente.

En cuanto a su carácter se refiere, cuando tiene una edad temprana es un pez más bien amigable y poco agresivo, por lo que puede convivir a la perfección con otras especies en el mismo entorno. Una vez va creciendo en edad, su comportamiento es más fuerte y defensivo.

Por último, se debe también mencionar que hay varias clases de pez cirujano y que las características y detalles anteriormente citados pueden variar de unas a otras.

Alimentación

Dado que se desarrollan en zonas tan ricas en biodiversidad como son los arrecifes de coral, los peces cirujanos gozan de una dieta rica y variada.

Generalmente, son peces omnívoros. Cuando son jóvenes acostumbran a alimentarse de plancton, mientras que a medida que crecen se amplía su carta alimenticia. Consumen plantas y algas que encuentran en el agua, y también capturan pequeños insectos, larvas e incluso huevos de otras especies de peces.

Reproducción

pez cirujano azul y amarillo

El pez cirujano, ya sea macho o hembra, alcanza la madurez sexual entorno a los dos años de edad, y el tamaño del individuo juega un papel  fundamental.

La época del año escogida por el pez cirujano para reproducirse es la primavera, puesto que es en ella donde coinciden todas las condiciones necesarias de temperatura, etc.

El proceso de apareamiento y de cortejo no es muy distinto al que podemos observar en otras especies de peces. El macho persigue a la hembra hasta que capta su atención y posteriormente tiene lugar el acto de fecundación. Hay que reseñar que apenas existe un dimorfismo sexual evidente en los peces cirujanos, aunque es cierto que cuando entran en celo, los machos cambian a una tonalidad azul celeste.

Una vez la hembra ha depositado los huevos y estos han sido fecundados, las crías nacerán en un periodo aproximado de tres días, dependiendo de la temperatura a la que hayan estado sometidos durante ese tiempo.

El pez cirujano en cautividad

pez cirujano macho

Su llamativo color y aspecto al que hemos estado haciendo referencia a lo largo de todo el texto ha hecho que el pez cirujano sea una de las piezas de acuario más codiciadas.

No cabe duda de que dotar a nuestro acuario con la presencia de estos peces es añadirle un valor extra, pero a la hora de tomar esta decisión hay que tener en cuenta que el pez cirujano requiere unos cuidados distintos al del resto de peces tropicales.

En primer lugar, el acuario o reciento en el que instalemos a nuestros peces cirujanos tiene que gozar de una gran capacidad de agua y de dimensión. También, este espacio debe de estar debidamente decorado con el objetivo de simular, en la medida de lo posible, un ecosistema de arrecife de coral, el hábitat en libertad de estos peces.

Tienen que tener altos niveles de oxígeno, una temperatura que oscile entre los 15 y 25 grados centígrados, alta luminosidad y con una dieta que incluya un gran porcentaje de nutrientes de carácter vegetal y de carácter animal.

Cuando son jóvenes no es necesario que estén solos si no que pueden vivir en grupos ciertamente numerosos y con individuos de otras especies, pero a medida que crecen se vuelven algo más solitarios.

Esperamos haberos podido ayudar a conocer un poco más sobre este bonito pez que se ha convertido en una verdadera joya de las aguas de este planeta.


Categorías

Peces

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis textos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *