Hábitat y reproducción del congrio

El congrio presenta, en cuanto a su hábitat, una distribución batimétrica muy amplia, que va desde algo más de un metro de profundidad en los fondos rocosos hasta más de mil, más allá del talud continental. Al parecer, las hembras pueden alcanzar una profundidad mayor que los machos.

Aquellos congrios que tienen su hábitat en el litoral rocoso permanecen escondidos en sus agujeros durante el día y son activos de noche, cuando salen a cazar. Se alimenta de cefalópodos, crustáceos y peces.


El congrio es un pez que frente al observador no denota miedo aunque se han producido ataques desencadenados por algún objeto brillante. En zonas donde los buceadores son frecuentes, se habitúan a la presencia humana y pueden llegar a comer de la mano del buceador.

Su distribución está presente en todas las costas peninsulares. En el Atlántico, se extiende desde Noruega hasta las costas de Senegal. En el Mediterráneo es común en todas las costas y en la mitad occidental del mar Negro.

La reproducción del congrio es de una sola vez, ya que luego se descalifica rápidamente y muere. Realiza migraciones más o menos largas para reproducirse, tanto horizontales como verticales, ya que la puesta tiene lugar a profundidades importantes, como de 800 metros, si hablamos del Mediterráneo noroccidental.

Las hembras pueden llegar a poner entre 3 y 6 millones de huevos, y el desarrollo desde la eclosión hasta la forma juvenil pasa por varias fases que implican diferentes tamaños y formas, la semilarva, blanca y transparente, mide hasta 15 cm; la leptocéfala (muy parecida a las anguilas pero de mayor tamaño) presenta la típica forma de hoja y mide 13 cm. El juvenil, que ya presenta el cuerpo cilíndrico, mide 8 cm de longitud. Una vez asentado crece rápidamente.


Categorías

Peces

Los peces son esas criaturas maravillosas con las cuales puedes ver el mundo desde otra perspectiva hasta el punto de llegar aprender mucho de su comportamiento. El mundo animal es tan fascinante como el humano y muchos de ellos te dan amor, compañía, fidelidad y sobre todo te enseñan que durante muchos momentos te pueden dejar sin aliento. Sin embargo, no hay que olvidar a los peces y su comportamiento por eso estoy aquí, dispuesta a compartir este maravilloso mundo ¿Te apuntas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.