Nodulosis, enfermedad de hongos en los peces

nodulosis
La provocación de quistes en la piel del pez y en su interior es lo que conocemos como la nodulosis, una enfermedad producida por parásitos nodulares y los hongos de un tamaño diminuto apenas apreciable.

La nodulosis tiene diversos tamaños. Además se corre con el riesgo de que se propague a los demás peces del acuario. Su transmisión es a través de su propia ingestión ya que pueden estar agregados a los crustáceos que forman parte de su alimento. Ya que este tipo de quiste, en su interior, está compuesto por miles de diminutas esporas que se alimentan del huésped invadido.

Pequeños quistes internos o externos

Podemos hablar de que un pez tiene nodulosis cuando le notemos pequeños quistes o bultos. Suelen ser de color ocre muy pálido y suele estar en la aleta, branquias y en la piel de pez. Aunque también hay veces que se les puede incrustar dentro del organismo. Si notamos que el pez está hinchado, poco menos que un centímetro, es que puede sufrir de nodulosis. En alguna fase de la enfermedad pueden sufrid de la descomposición de las aletas y la aparición de úlceras en la piel así como moho.

No es una ciencia cierta del modo en el cual se transmiten los parásitos. Pero si está probado que estos microorganismos pueden vivir durante un tiempo sin la presencia de su huésped. Tampoco afecta a todos los habitantes del acuario. Más bien es propio de un grupo de cada especie.

Realmente si la nodulosis es interna y por tanto difícil de detectar es posible que al pez no se le pueda detectar la enfermedad, al no ser que, la afección salga al exterior. No obstante no hay tratamiento eficaz para tratar la enfermedad.

Se recomienda primeramente desinfectar el acuario y separar los peces enfermos de los sanos para que no se contagien. El medicamente a darles es el que aconsejen el personal cualificado una vez detectada la enfermedad.


Escribe un comentario