Organismos marinos pelágicos y bentónicos

Tanto mares como océanos son, sin duda alguna, una de las fuentes más ricas, en cuanto a biodiversidad se refiere, del planeta Tierra. Su interior alberga un sinfín de huéspedes que hacen de ellos lugares fascinantes. Huéspedes que varían, notoriamente, en su forma, tamaño, color, hábitos, formas de alimentación, etc.

Obviamente, los ecosistemas acuáticos son muy dispares entre sí. Sus características pueden distar mucho, lo que repercute, de un modo muy específico, en su capacidad para ser habitados o no.

Lógicamente, no es lo mismo las condiciones de vida en aguas poco profundas o cerca de la costa. Allí, la luz es más abundante, la temperatura sufre más variaciones, y las corrientes y movimientos de agua son más frecuentes y peligrosos. Sin embargo, a medida que descendemos hacia las profundidades, nos encontramos con un panorama totalmente distinto. Por este motivo, los seres vivos son muy dispares en función de la zona del océano o del mar en la que desarrollan sus vidas.

Es aquí donde hacen su aparición dos palabras que pueden sernos desconocidas: pelágico y bentónico.

Pelágico y bentónico

Pez Koi

Pelágico hace referencia a la parte del océano que está sobre la zona pelágica. Es decir, a la columna de agua que no se encuentra ubicada sobre la plataforma o corteza continental, pero está más cercana a ella. Es el tramo de agua que no tiene una profundidad considerable. Por su parte, bentónico es todo lo contrario. Está relacionado con todo lo vinculado al fondo del mar y del océano.

A grosso modo, los seres vivos acuáticos, entre los que se encuentran los peces, se diferencian en dos grandes familias: organismos pelágicos y organismos bentónicos.

A continuación, pasamos a describir cada una de ellas:

Definición de organismos pelágicos

Al hablar de organismos pelágicos, nos estamos refiriendo a todas aquellas especies que habitan en aguas medias de los océanos y mares, o cerca de la superficie. Por tanto, se hace patente que este tipo de seres vivos acuáticos limitan, y mucho, el contacto con las zonas de gran profundidad.

Se distribuyen en espacios bien iluminados, que van desde la propia superficie hasta los 200 metros de profundidad. Esta capa se conoce como zona fiótica.

Cabe destacar que el principal enemigo de todos estos organismos es la pesca indiscriminada.

Existen dos  tipos  principales de organismos pelágicos: necton, placton y neuston.

Necton

En él se encuentran los peces, tortugas, cetáceos, cefalópodos, etc. Organismos que, gracias a sus movimientos, son capaces de contrarrestar las fuertes corrientes marinas.

Placton

Se caracterizan, fundamentalmente, por tener unas dimensiones reducidas, en ocasiones microscópicas. Pueden ser de tipo vegetal (fitoplancton) o de tipo animal (zooplancton). Lamentablemente, estos organismos, debido a su anatomía, no pueden vencer las corrientes marinas, por lo que son arrastrados por ellas.

Neuston

Son aquellos seres vivos que han hecho de la película superficial de agua, su hogar.

Peces pelágicos

Pez pelágico

Si nos centramos en el grupo que conforman los peces pelágicos como tal, podemos realizar otra subdivisión, que radica, de igual modo, dependiendo de las zonas acuáticas que poblan:

Pelágicos costeros

Los organismos pelágicos costeros suelen ser peces de un tamaño reducido que viven formando grandes bancos que se desplazan en torno a la plataforma continental y las proximidades de la superficie.  Ejemplo de ello son animales como la anchoa  o la sardina.

Pelágicos oceánicos                          

Dentro de este grupo se encuentran las especies de mediano y gran tamaño que acostumbran a realizar migraciones. Todos ellos tienen unas características, tanto anatómicas como fisiológicas, muy similares a las de sus parientes costeros, mientras que sus patrones de alimentación son distintos.

A pesar de tener un crecimiento rápido y una fertilidad elevada, la densidad de sus poblaciones es mucho menor, haciendo su desarrollo más lento. Esto se debe en gran medida a que son objeto de la pesca masiva.

Peces como el atún y el bonito son ejemplares típicos de organismos pelágicos oceánicos.

Sinónimo de organismos pelágicos

Puesto que el término pelágico hace referencia a una determinada zona del mar y océano, también surge una palabra que se utiliza para mencionarla en su puesto como es “abisal”. Y, por tanto, de igual modo que hacemos referencias a los organismos y peces pelágicos, también podemos dirigirnos a ellos como peces u organismos abisales.

Definición de organismos bentónicos

Carpa

Los organismos bentónicos, son aquellos que cohabitan en el fondo de los ecosistemas acuáticos, a diferencia de los organismos pelágicos.

En estas zonas del fondo marino donde la luz y la transparencia hacen acto de presencia, en baja medida eso sí, encontramos a los bentónicos productores primarios fotosintetizadores (capaces de producir su propio alimento).

Ya inmersos en el fondo afótico, carente de luz y situado a grandes profundidades, se hayan los organismos consumidores, que dependen de los restos orgánicos y de los microorganismos que la gravedad arrastra desde los niveles de agua más superficiales para poder alimentarse.

Un caso peculiar son las bacterias, por un lado quimiosintetizadoras y por el otro simbióticas (dependen de otros organismos), las cuales se localizan en zonas tan espeluznantes como son determinados puntos de las dorsales centro-oceánicas.

A simple vista, no es de extrañar que, una vez leído lo anterior, nos resulten muy poco familiares los organismos bentónicos. Pero nada más lejos de la realidad. Existe una especie asociada a ellos que es muy famosa y conocida por todos: los corales.

Sin duda alguna, los arrecifes de coral son una de las joyas más valiosas de la madre tierra. No obstante, y por desgracia, son también los más amenazados. Algunas técnicas de pesca, en ocasiones muy poco ortodoxas, están acabando con ellos. Hablamos, por ejemplo, de las redes de arrastre, las cuales son causa de graves problemas ambientales.

Otros muchos seres vivos forman parte de la gran familia bentónica. Hablamos de los equinodermos (estrellas y erizos de mar), los pleuronectiformes (lenguados y similares), los cefalópodos (pulpos y sepias), los bivalvos y moluscos y algunos tipos de algas.

Peces bentónicos

Peces bentónicos

Tal y como se ha comentado anteriormente, dentro de los organismos bentónicos encontramos aquellos tipos de peces catalogados como “peluronectiformes”, pertenecientes a al orden de peces platijas, gallos y lenguados.

Estos peces se caracterizan por tener una morfología bastante peculiar. Su cuerpo, considerablemente comprimido lateralmente dibujando una forma aplanada, no deja indiferente a nadie. De alevines, poseen una simetría lateral, con un ojo a cada lado. Una simetría lateral que a medida que se van desarrollando, desaparece. Los adultos, que descansan sobre uno de sus costados, ostentan un cuerpo plano y unos dispuestos en el costado superior.

Por norma, son peces carnívoros y depredadores, cuyas capturas se llevan a cabo por medio de la técnica de la caza al acecho.

Las especies más comunes, ya que son las que más se utilizan en el ámbito culinario y de pesca, son el lenguado y el rodaballo.

Sinónimo de organismos bentónicos

Si repasamos distintos libros de ciencia dedicada a la taxonomía y la clasificación del reino animal, puede que encontremos a los organismos y bentónicos simplemente con “bentos” o “bénticos”.

La naturaleza es un mundo fascinante, y los ecosistemas acuáticos se merecen un capítulo aparte. Hablar de organismos pelágicos y bentónicos es algo muy complicado y mucho más complejo. Este pequeño repaso resalta, a grandes rasgos, los detalles que diferencian a unos y a otros.


Categorías

Peces

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis textos.

2 comentarios

  1.   jose fernando obama dijo

    buena ilustracion y un buen resumen
    nada mas que seguir asi y te agradesco muchisimo calos, ya k, me ha sido de mucha utilidad

  2.   javier chavez dijo

    la verdad me parecio muy interesante, fue de mucha ayuda retomar este tema, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *