El pez abisal

Figura del pez abisal

A lo largo de la historia de nuestro planeta han sido muchas las especies de animales que han pasado por él. Sin embargo, no todas continúan hoy en día, bien por causas desastrosas o simplemente porque no han alcanzado los mecanismos evolutivos necesarios para sobrevivir al paso del tiempo y a la propia evolución en sí. Este no es el caso de uno de los peces más singulares que existen. Les hablo del pez abisal.

El pez abisal es una de las criaturas que mejor ha conseguido adaptarse a la vida en el agua, yendo un paso más allá. Este animal ha hecho de los lugares acuáticos más recónditos su hogar más confortable.

Seguramente, muchos de vosotros puede que no hayáis oído hablar de él en un principio o solo os suene su nombre vagamente. Es por ello que en este artículo vamos a descubriros a este peculiar y llamativo pez, mostrándoos sus características, hábitats y comportamientos, así como las distintas variedades de pez abisal que existen.

Hábitat

Dibujo de un pez abisal

Como comentábamos en un inicio, los peces abisales han convertido la capacidad de adaptación al entorno en todo un arte. Tal ha sido así, que estos peces viven en las zonas de mares y océanos donde la vida prácticamente escasea.

Por noma general, el pez abisal se desarrolla en los fondos marinos cuya profundidad es superior a los 1000 metros. De hecho, en esas zonas la luz solar es mínima, por no decir nula, y la presión es altísima. Muchas de las distintas variedades de peces abisales han logrado instalarse en áreas marinas de entre los 6000 y los 9000 metros de profundidad.

Dentro de los lugares que hemos destacado como hábitats del pez abisal, hemos de señalar que manifiestan una predilección por las aguas cálidas de los de los océanos Pacífico e Índico.

Características del pez abisal

Esqueleto del pez abisal

Vivir a bajas condiciones de luminosidad y de alta presión, ha condicionado, y mucho, el aspecto y características del pez abisal, que si por algo destacan es por su semblante macabro que nos hacen verlo como una criatura venida de otro mundo. Los órganos y tejidos de su cuerpo albergan grandes cantidades de agua para igualar la presión exterior a la que están sometidos, y el no percibir estímulos luminosos hace que el olfato sea uno de los sentidos más desarrollados.

A grandes rasgos, lo más llamativo de los peces abisales es su enorme cabeza que se basa principalmente en una boca amplia y gigantesca, sumada a unos dientes muy largos. Todo esto contrasta con el resto de su cuerpo que suele ser más bien pequeño. Por norma general, las distintas especies de pez abisal no suelen sobrepasar los 20 centímetros de largo.

Los ojos son muy pequeños, y no le sirven de mucho. La pigmentación de su piel es muy pobre, e incluso hay peces abisales capaces de reflectar la luz o ser en cierta medida casi transparentes.

Alimentación

Pez abisal delfín

La alimentación que lleva a cabo el pez abisal puede catalogarse como variada en cierto modo, puesto que en esas zonas tan inhóspitas del planeta la abundancia de alimentos no es una virtud.

El zooplancton y varios animales microscópicos se han tornado como el plato estrella en el menú del pez abisal. No obstante, estos peces también son depredadores y han manifestado ciertas técnicas de caza (como órganos luminosos que atraen a las presas, llamado fotóforo) que le permiten capturar a pequeños pececillos que además de algunos moluscos y crustáceos. También pueden tragarse a otros peces de mayor tamaño dado la elasticidad de su piel y a sus estómagos extensibles.

Ya que no muchas veces no tienen la posibilidad de alimentarse todos los días, poseen un metabolismo muy lento.

Reproducción del pez abisal

Pareja de peces abisales

En muchas ocasiones, algo que cuesta y mucho distinguir en los peces es la diferencia entre el ejemplar macho y el ejemplar hembra. En el caso del pez abisal, el dimorfismo sexual es muy significativo.

El macho es tremendamente más pequeño que la hembra, unas diez menos exactamente, por lo que el hábito reproductivo es muy llamativo y sorprendente. Los machos muerden el vientre de la hembra y se convierten, literalmente, en una especie de prolongación de su cuerpo. Una vez sucede esto, la hembra transmite alimento al macho, mientras que el corresponde aportando esperma de un modo continuo. Se logra así una especie de simbiosis curiosa cuanto menos.

El acto de reproducción no ocurre de forma muy regular, siendo esta una de las causas de que la vida de estos peces sea más bien larga.

Especies de pez abisal

Tal y como hemos ido señalando  a lo largo del artículo, los peces abisales son un grupo de peces que engloban diferentes especies que reúnen unas características, comportamiento y estilo de vida similares.

De entre todas ellas destacamos el Pez Pelícano (Euryphaynx pelecanoides), que habita a 8000 metros de profundidad y que cuenta con una gran boca; el Pez Dragón (Stomias boa) que habita a 4500 metros de profundidad y se caracteriza por su poderosa dentadura; y el Pez Espinoso (Himantolophus appelii) que tiene un tamaño de tan solo 4 centímetros de longitud.


Categorías

Peces

Carlos Garrido

Apasionado del deporte, la naturaleza, el mundo animal y la escritura. Me encanta aprender y contar cosas nuevas a los demás a través de mis... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Marianito Perales dijo

    Muy bueno tu post, solo que la primera imagen es una maqueta de un mounstruo de la pelicula Star Wars Episodio I
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *