Reproducción de los peces betta

SONY DSC

Los amantes del pez betta o luchadores de Siam saben que la reproducción de esta especie es una de las más apasionantes pero a la vez difíciles, ya que se necesita de mucha constancia, tiempo y recursos.

Hay distintas formas de reproducción de los betta, dependiendo el interés, si simplemente quieres experimentar y ampliar tus conocimientos, solo tienes que tener una pareja de bettas reproductora.


Los bettas mientras más jóvenes mejor para la reproducción. Ambos, tanto macho como hembra tienen que ser del mismo tamaño asegurándote que sean criadores y con una buena genética, para garantizarnos unas buenas crías.

Previamente antes de comprar la pareja de reproductores se tiene que preparar el acuario, al menos de 40 litros y con una temperatura entre 26 a 28°C y con un hábitat y ecosistema apropiado, así como un buen filtrado pero que no sea muy ruidoso, donde los tendremos juntos, pero separados por una pantalla de vidrio, la pareja se verá pero no tendrán contacto físico.

La reproducción estará preparada cuando el macho betta se sienta atraído por la hembra, lo reconoceremos porque el macho comenzará a construir un nido de burbujas en la superficie del agua. El macho construye el nido de burbujas tomando aire de la superficie y arrojándolo por la boca. Cada burbuja hecha por este método, está recubierta por una fina capa de mucosidad que le da por un lado resistencia y por otro cierta adhesividad, para poder mantener los huevecillos en el nido.

Retiraremos el vidrio de cristal que los separa cuando el macho cuando éste haya construido todo el nido de burbujas. El macho iniciará el desove con la hembra que puede durar horas. Una vez termine separamos nuevamente a la hembra. Ya que el macho se encargará de tomar a cada uno de los huevos con su boca y los colocará en el nido de burbujas que ha construido.

El macho betta será quien se encargue de la incubación. El periodo de incubación de los huevos es de 2 a 4 días dependiendo de la temperatura. Durante el periodo de incubación, si algún huevo se desprendiera del nido, el macho diligentemente volverá a colocarlo otra vez en él, tantas veces como sea necesario.

Una vez nazcan los alevines se debe retirar al macho para evitar que este se coma a los pequeños.


Categorías

Peces
Etiquetas ,

Rosa Sanchez

Los peces son esas criaturas maravillosas con las cuales puedes ver el mundo desde otra perspectiva hasta el punto de llegar aprender mucho de su... Ver perfil ›

Escribe un comentario