Pez arquero

Algunos peces reciben su nombre por su forma, otros por el lugar donde viven y otros, como en este caso, que por su forma de cazar. Hoy vamos a hablar del pez arquero. Pertenece al género toxotes y existen siete especies entre la que vemos a toxotes jaculatrix, toxotex chatareus o toxotes blythii. Su forma peculiar de cazar fue descrita en el año 1767 por un científico llamado Pallas.

En este artículo describiremos a la especie de pez arquero toxotes jaculatrix. ¿Quieres conocer todo lo relacionado con este pez y su forma de vida?

Características principales

Su nombre común, pez arquero, hace referencia al arquero mitológico Sagitario. Se le ha dado este nombre por su forma peculiar de cazar que veremos más tarde. Tiene cierta popularidad como pez de acuario, pero es muy complicado de cuidar. Es una especie que sirve como reto a todos aquellos que tengan gran experiencia con acuarios.

Su cuerpo es bastante profundo y la cabeza la tiene inclinada. El hocico lo tiene en forma de V y posee unas marcas. Sus ojos son grandes y capaces de adaptarse para una visión que le otorga la capacidad de ver cuando hay una presa sobre ella. De esta forma puede reaccionar a tiempo y golpearla.

Cuando este pez está en acuarios, suele alcanzar una longitud de 15 centímetros. En estado salvaje se han registrado longitudes de hasta 30 cm. La gran mayoría tiene un color plateado brillante o más tirando a blanco con algunas bandas verticales de color negras.

A parte de las bandas negras tienen un tinte dorado que recorre toda su espalda. Las bandas toman forma triangular cuando están en mitad del pez por los lados. Debajo de su cuerpo no tiene marcas. Los bordes exteriores de la aleta anal y dorsal son de color negro. Su esperanza de vida en buenas condiciones asciende a los 10 años.

Los ejemplares más jóvenes se distinguen a simple vista ya que poseen algunos parches amarillos irregulares. Tienen el cuerpo más aplanado y alargado con la cabeza más puntiaguda.

Hábitat y área de distribución

El pez arquero es una especie de pez de agua salada y se le puede encontrar en Asia Tropical y Australia, principalmente. En las zonas en las que más abundancia hay son en las localidades como Papúa, Nueva Guinea y el norte de Australia. Su hábitat son los manglares salados por los que se pasan un tiempo cruzando los arrecifes en busca de comida. Los más adultos son especies solitarias que viajan hacia los arrecifes de coral, mientras que los más jóvenes se trasladan a río y arroyos.

Se desarrollan en estuarios y aguas salinas que hay entre los manglares. Son capaces de migrar también a aguas dulces en caso de escasez de alimento.

Para mantenerlo en un acuario se requiere uno de no más de 500 litros. No obstante es un pez independiente e incluso algo agresivo se recomienda tenerlo con peces de su misma especie de la familia de los toxotes porque requieren de los mismos parámetros.

El pez arquero procede de zonas donde la salinidad, la dureza y el pH varían a lo largo del día a consecuencia de las mareas. Por tanto las aguas tienen que ser muy duras con PH rondando los 8º. Jamás hay que mantenerlo en aguas blandas. Soporta bien temperaturas altas. Mantener entre los 24 y los 28ºC.

Al ser una especie muy nadadora debemos asegurarnos de dejar suficiente espacio para ello. El filtro debe estar sobre dimensionada para evitar la toxicidad del amoniaco que se vuelve más tóxico según se va aumentado la dureza y el PH del agua. Es importante tenerle las mismas condiciones acuáticas de su hábitat para evitar enfermedades e infecciones.

Comportamiento del toxotes jaculatrix

Para que vivan correctamente, es necesario que haya al menos cuatro ejemplares en el acuario. Pueden ser agresivos con los peces de la misma clase si son de diferentes tamaños. La mejor forma de evitar esta situación es comprar todos los peces del mismo tamaño.

Es necesario que el agua del acuario sea salobre. Es aconsejable no introducirlos con otras especies de peces más competitivos o territoriales, puesto que sembrarían el caos. Otros peces salobres tales como cuatro pescados del ojo, Mudskippers o Mollys grandes pueden hacer compañeros buenos del tanque, como pueden Monos, Scats, y soplos.

Alimentación del pez arquero

La dieta del pez arquero es principalmente carnívora. Se alimentan generalmente de insectos y arañas que son capaces de cazar sobre la superficie del agua. La forma peculiar de cazar la veremos en el siguiente apartado. También puede alimentarse de otros peces pequeños y crustáceos.

Si esta especie se cuida en cautividad en un acuario, preferirán invertebrados vivos, pequeños insectos vivos y pequeños peces.

Forma de cazar

Desde que hemos empezado a describir al pez arquero, hemos mencionado que tiene una forma peculiar de cazar. Se trata de una forma que ha desarrollado este pez para cazar. Y es que es capaz de disparar a su presa un chorro de agua a presión a través de un surco en el techo de sus bocas. El chorro de agua sale con mucha fuerza. Es capaz de golpear a los insectos y las arañas que están colocadas en las ramas más bajas cerca del agua. Una vez que caen en la superficie del agua, son devorados rápidamente.

Parece como si el pez arquero, con el paso de los años, hubiera aprendido a conocer exactamente a dónde va a caer la presa. Son tremendamente rápidos a la hora de devorar a sus presas.

Para tirar el chorro de agua a modo de disparo, necesita levantar su lengua contra el techo de la boca. De esta forma puede dar forma de tubo al chorro y el opérculo se cierra rápidamente para darle la fuerza. La mayoría de los peces arquero son capaces de disparar hasta distancias de 1,5 metros. Algunos ejemplares salvajes cuya longitud es mayor, se han visto lanzar hasta 3 metros de distancia.

Una vez la presa es derribada por el disparo, el pez arquero nada a gran velocidad hasta el lugar de caída. Llegan a su presa en tan sólo 100 milisegundos. Sobre el pez arquero hay algunos estudios realizados y su gran disparo. Se han analizado cientos de peces y se ha llegado a la conclusión de que podrían ser entrenados para golpear a objetos móviles. La capacidad de golpear a objetivos que estén en movimiento es un comportamiento que lo van aprendiendo lentamente.

Reproducción

Es complicado diferenciar el sexo entre macho y hembra. Su reproducción en cautiverio es muy difícil. Se hace necesario tenerlos en grupos muy grandes si se quiere criar. No hay forma de forzarlos a reproducirse, sino que se tiene que dejar que suceda por sí sólo. Hasta hoy día, tan sólo se han reproducido algunas veces en acuarios y por accidente.

Cuando se consigue fecundar a la hembra se liberan casi 3.000 huevos que se quedan flotando para tener mejores posibilidades de eclosión. Cuando esto ocurre, es aconsejable trasladarlos a otro taque hasta que los huevos eclosionen. Tan sólo tardan unas 12 horas. Los alevines comen los insectos y alimentos en escamas que hay flotando. Es mejor no darle comida que no esté viva, para que no se acostumbren de mayor.

Este pez es muy famoso y complicado de cuidar, pero si eres un experto en acuarios, es todo un reto.


Categorías

Peces

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.