Tiburón blanco

La mayoría de las personas tienen miedo al tiburón blanco a pesar de que no suelen ser propensos a atacarles. Los especialistas en tiburones afirman que nuestra carne no les parece para nada apetitosa. La prueba de ello es que los tiburones muerden una sola vez a los bañistas y no repiten. Esa mordida es para degustar la carne que luego no saborean porque no les gusta. Se piensa que el tiburón tiene los sentidos muy agudizados, aunque confunde al ser humano con otros animales que sí forman parte de su dieta como lo son las focas.

En este artículo vamos a analizar en profundidad al tiburón blanco. Estudiaremos su biología, distribución, alimentación y modo de vida. ¿Quieres saber todo lo relacionado con este animal tan conocido mundialmente?

Características principales

Tamaño y piel

Por suerte, para las personas que son atacadas por este animal, no suele costar la vida. Cuando la mordida del tiburón se convierte en una hemorragia difícil de detener es cuando se vuelve muy peligrosa, hasta tal punto de provocar la muerte. En estos casos, las personas que están alrededor de la víctima deben proceder rápidamente. La sangre que se vierte en el agua puede convertirse en un atractivo para otros tiburones.

Y es que el tiburón es considerado un gran depredador de los mares. Está presente en la mayoría de los océanos del mundo. Se les suele llamar “Gran tiburón blanco” porque no paran de crecer a lo largo de su vida. Conforme más edad tiene el animal, más grande será de tamaño. Las hembras tienen un mayor tamaño que los machos. Un adulto puede medir perfectamente entre 4 y 5 metros de longitud y pesar entre 680 y 1100 kilos. Estas dimensiones lo hacen ser todo un peligro para las presas.

Sus poderosos dientes son anchos y triangulares y los usan para desagarrar a sus presas y comer carne. Gracias a ellos pueden aferrarse a ellas hasta cortarlas. Cuando los dientes se caen o se parten, son reemplazados por otros nuevos, ya que tienen entre dos y tres hileras de dientes en continuo crecimiento.

Su piel es áspera y se compone de escamas con forma afilada. Estas escamas son llamadas dentículos dérmicos.

Sistema nervioso y olfato

En cuanto al sistema nervioso, lo tienen muy agudo, a tal punto de poder percibir vibraciones en el agua a varios metros. Gracias a este nivel de percepción, pueden guiarse a través de las vibraciones hasta la presa que las originó y cazarlas.

El olfato también lo tienen bastante desarrollado. Como buen carnívoro que se precie, puede olfatear varias gotas de sangre a kilómetros de distancia entre toda la cantidad de agua que hay alrededor. Cuando hay sangre, la agresividad del tiburón se multiplica.

El hecho de llamarlo tiburón blanco se debe a que se han encontrado ejemplares no tan comunes, pero que son albinos.

Área de distribución y hábitat

Este animal tiene una distribución bastante amplia. Son capaces de vivir tanto en aguas frías como en tropicales. El metabolismo desarrollado le permite mantenerse más calientes en el agua, aunque no pueden soportar temperaturas extremas.

El hábitat del tiburón blanco se encuentra en aguas poco profundas y cerca de las costas. Es ahí donde se concentra gran cantidad de especies marinas. Por ello, todas estas presas sirven de alimento para el tiburón. Excepcionalmente se han llegado a encontrar algunos tiburones a profundidades de 1875 metros.

Algunas zonas y regiones donde habita este pez son: las aguas del Golfo de México, Florida y este de Estados Unidos, Cuba, Hawaii, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Sudáfrica, Inglaterra e Islas Cabo verde y Canarias.

Alimentación del tiburón blanco

Cuando este animal es más joven se alimenta principalmente te calamares, rayas y otros tiburones de menor tamaño. Conforme van creciendo y se convierten en adultos son capaces de devorar focas, delfines, leones marinos, elefantes marinos, tortugas e incluso cadáveres de ballenas.

La técnica que emplea para cazar a las presas se trata de “acechar”. Se esconde por debajo de la presa para nadar verticalmente y sorprenderla sin que tenga posibilidad de reaccionar y defenderse. Debido a la gran mordida del tiburón blanco, la presa muere por pérdida de sangre o decapitación. También se le puede romper los apéndices vitales como las aletas.

Reproducción

Los tiburones blancos macho alcanzan la madurez sexual aproximadamente a los 10 años. Las hembras, por otro lado, tardan entre 12 y 18 años. Esta es la razón por la que las hembras son de mayor tamaño. Puesto que su madurez sexual es más tardía, le dedican más tiempo al crecimiento corporal.

Cuando están en época de apareamiento son muy agresivos. El macho comienza a morder a la hembra durante la cópula hasta tal punto de hacer daño. Lo mismo ocurre con las tortugas (enlace). Por ello, es común ver a las hembras con cicatrices principalmente en las aletas. Se reproducen en aguas templadas en la época de primavera-verano.

Esta especie es ovovivípara, pues los huevos que suelen ser de dos a diez, permanecen en el útero 12 meses hasta que finalmente eclosionan. Aunque no se ha comprobado bien, se pueden presentar casos de canibalismo intrauterino, ya que las crías más débiles pueden servir de alimento a las más grandes.

Cuando nacen miden más de un metro de largo y se alejan de la madre. En muchos casos se da que la madre devora a sus hijos. No actúa como madre en sí, puesto que ni los protege ni va por ellos. Desde el nacimiento son totalmente independientes.

La esperanza de vida ronda entre los 15 y 30 años.

El hombre y el tiburón blanco

Este pez es muy temido por el ser humano, ya que ha presentado numerosos ataques a personas que practican surf, buceo, canoa o natación. Alrededor de 311 personas han sido atacadas en todo el mundo.

Aunque una persona por sí sola no puede enfrentarse a un tiburón blanco, la pesca deportiva está disminuyendo sus poblaciones. Otros los cazan argumentando que representa un peligro para los bañistas, lo cual afecta al turismo en ciertos países.

Y vosotros, ¿creéis que el tiburón blanco es una gran amenaza para el ser humano?


Categorías

Otros

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.