Tiburón duende

Uno de los tiburones con una morfología tan extraña en el mundo es el tiburón duende. Su propio nombre ya revela una forma un tanto exótica y que, nada más verlo, da miedo. Aunque parece un tiburón sacado de algún libro de fantasía, es muy real. Y es que en muchas ocasiones, la realidad supera la ficción y este es uno de ellos. El tiburón duende es un escualo real que se encuentra en las profundidades del mar.

¿Quieres conocer todos los secretos acerca de este tiburón tan extraño? Aquí te lo explicamos todo.

Características principales

Se trata de un tiburón que tiene una extraña morfología y que pertenece a la familia de los Mitsukirinidae. Esta familia está extinta, salvo esta especie. Este tiburón, aunque tenga un aspecto bastante horrible, no tiene un tamaño extraordinariamente grande. Alcanza hasta los 6 metros de largo y puede llegar a pesar hasta 700 kg. Debido a que habita en las profundidades del océano, ha tenido que generar algunas adaptaciones a estos ambientes. Una de ellas es la de poder comprimirse lateralmente para ser más largo de lo que es y más estrecho. Esto sirve para poder entrar en las ranuras de rocas más finas y atrapar a sus víctimas.

Esta capacidad de poder aplanarse viene acompañada a la morfología de su boca. La tiene aplanada y bastante alargada. Es una mandíbula muy alargada y debajo de ella está la boca que es capaz de sobresalirse hasta varios centímetros en adelante. El total aproximado de sus dientes ronda entre los 100 y 120 entre toda la mandíbula. Es así como está dividido en 60 piezas dentales de la parte inferior y unas 50 en la parte superior. En la parte inferior posee más dientes ya que es la parte de la mandíbula que hace más el esfuerzo de triturar.

El tamaño de estos dientes va variando y creciendo en función de cómo les va saliendo. Así, se van situando en los huecos de la boca y son totalmente aleatorios. La dentadura acaba siendo totalmente uniforme y poseen varios tipos de grosores y tamaños.

Aletas y color

Las aletas dorsales y pectorales son más pequeñas y fáciles de ver que las pélvicas y las anales. En la totalidad de su cuerpo tiene la piel blanca con pequeñas motas de color rosado. La curiosidad de este animal es que, cuando se le puede observar en fotos, se le ve totalmente de color rosa. Sin embargo, esto no es así. Actualmente, el color que tiene la piel del tiburón es marrón rojizo casi por completo.

El color tan característico se debe a que, al tener una capa de piel tan fina, los vasos sanguíneos se pueden observar a simple vista, otorgándoles esta coloración. Hay quien confunde este color con que el tiburón está repleto cubierto de sangre de sus víctimas. Esto le da un aspecto aún más inquietante y peligroso.

Alimentación y hábitat

Como el resto de tiburones, el tiburón duende es una especie con alimentación carnívora. Entre su comida más frecuente nos encontramos con cangrejos, cefalópodos de cualquier tipo, algunas ostras y hasta otros peces teleósteos. Son animales que cazan rápidamente y son muy temidos.

Pueden cazar a sus presas gracias a los 3 sentidos que emplea: la vista, el olfato y la electrorecepción. Entre sus rasgos más distintivos se encuentra en que es un buen cazador sin la necesidad de ser veloz para capturar a las presas. Es más bien tranquilo, nada despacio y se dirige a sus objetivos con relativa lentitud. Una de sus técnica es moverse sin el menor movimiento posible de sus extremidades para no alertar a la presa. De alguna forma los peces presa creen que el animal está muerto y que es arrastrado por la corriente. Ante el más mínimo descuido, son capturados entre sus dientes.

En cuanto a su hábitat y área de distribución, nos encontramos que se expande por el océano Atlántico tanto la parte oriental como la occidental, el Índico occidental y el Pacífico occidental. Donde más abunda y se le puede encontrar es en la zonas de Australia hasta las costas de Japón. Entre todas las islas pequeñas de esa zona se les puede encontrar en gran abundancia.

Se han tenido algunos avistamientos en Estados Unidos y en las zonas de California. Algunos ejemplares perdidos también se han visto en Taiwán y en el sur de África. Esto se resume casi en todas las zonas del planeta. Su área de distribución es tan alta ya que no es un animal que se limita a una zona geográfica en concreto. Esto lo hace para convertirse en un cazador más impredecible.

Reproducción y comportamiento del tiburón duende

Este tiburón es una especie bastante extraña e inquietante ya que se convierte en un tiburón que no se cierne a una zona geográfica nada más. Se puede extender por grandes zonas a su libre albedrío. Su reproducción no se conoce demasiado bien dado que viven en las profundidades. No obstante, se sabe que son animales ovovivíparos. Esto es, aunque los ejemplares nacen de los huevos, éste se desarrolla en el vientre de la hembra.

Es capaz de migrar a grandes distancias para poder aparearse con otros ejemplares durante la época de primavera. Como hemos visto antes, al ser una especie se va libre nadando para sorprender a presas, también tienen que desplazarse para encontrar individuos para la reproducción. No se tienen demasiados datos de la reproducción, pero ya se va teniendo cada vez más información al respecto. A día de hoy aún sigue siendo un animal bastante misterioso.

En cuanto a su comportamiento, es bastante lento, tranquilo y no es agresivo como otros tiburones. Su movimiento más fuerte es el que realiza para ejercer tensión en los animales. Para cazar, persigue a sus presas por las mañanas bien temprano antes del amanecer. Para el ser humano no es nada peligrosos a pesar de su aspecto. Si nos muerde sí puede provocar graves daños. Sin embargo, no hay que sentirse con miedo o en peligro si estamos cerca de alguno, porque no nos atacará.

Espero que con esta información puedan conocer más al misterioso tiburón duende.


Sé el primero en comentar