Delfín rosa

Aunque no lo parezca, existen 5 especies de delfines que habitan en los ríos. El más famoso de todos ellos es el delfín rosa. Se le conoce también por el nombre de delfín Boto, Boutu o delfín del río Amazonas. Con este nombre ya sabemos dónde vive y las zonas por las que se extiende. Su nombre científico es Inia geoffrensis y pertenecen a la Inea género, parte de la familia Platanistoidea.

En este artículo vamos a hablar del delfín rosa en profundidad, ya que no es el mismo tipo de delfín a lo que estamos acostumbrados a ver.

Características principales

Este tipo de delfines no son iguales que los que los que solemos conocer en el mar. Han desarrollado ciertas adaptaciones para poder vivir en los ríos sin ningún problema. De hecho, estos delfines están muy alejados parentalmente con los del mar, ya que pertenecen a familias diferentes.

Entre las especies que existen de delfines de río, estos delfines rosados son los más inteligentes. Tienen una capacidad cerebral mucho más alta que el resto. En cuestión, tiene una capacidad un 40% más alta que incluso la del ser humano. Esto puede sorprender a más de uno pero es cierto.

Aunque viven en el río Amazonas, por lo general, también podemos encontrarlas en las cuevas del río Orinoco y en algunas de las partes más altas del río Madeira. A pesar de que son rosados en su mayoría, también nos encontramos algunos colores diferentes como el marrón o el gris claro (siendo este un color más “común” entre los delfines más conocidos).

Forman la mayor parte de la población de delfines de río que existen, ya que las otras 4 especies de río o están en peligro crítico de extinción o están funcionalmente extintas. Es una pena que siempre que haya algo especial en la naturaleza estén en detrimento a causa del ser humano y sus acciones contra la naturaleza.

Estos delfines de río están entre las especies de mayor peligro entre todos los cetáceos del mundo. Han sido clasificados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie amenazada vulnerable y recientemente han sido clasificados como especie amenazada en peligro.

Amenazas del delfín rosa

Estos delfines son criaturas bastante sociales y amistosas. Han vivido durante siglos en el Amazonas y sus afluentes. Sin embargo, la destrucción del Amazonas en manos del ser humano se ha acelerado demasiado hasta el punto de ponerlo en peligro en numerosas ocasiones.

Entre las amenazas principales que nos encontramos tenemos los aumentos de niveles de contaminación por mercurio. El mercurio es un metal pesado que está provocando un aumento en el número de muertes anuales en el delfín rosado. Cerca de las minas de oro donde el mercurio se usa como parte de la extracción, es donde más inciden los casos de muerte prematura.

Realmente es algo horrible por parte del ser humano. Para que nosotros podamos llevar cadenas y pulseras de oro, hay muchos ejemplares de delfín rosa muriendo a causa de la contaminación del agua por el mercurio. También lo amenaza el aumento del tráfico en el río Amazonas. Estos animales son curiosos por naturaleza y se acercan a los barcos para ver qué es. Al acercarse a ellos, son rápidamente atacados por las hélices y, o bien mueren en el acto, o acaban muy gravemente heridos.

Hay que pensar que son animales realmente sociales y amistosos y solo quieren jugar. Sin embargo, estamos acabando con las poblaciones. El ruido que produce la maquinaria y los motores provoca contaminación acústica y provoca fenómeno desconcertante en los sistemas de navegación que tiene. Es así como mueren muchos delfines rosados.

Alimentación

Estos cetáceos se alimentan básicamente de cangrejos, algunos peces pequeños de río, algunas tortugas de pequeño tamaño y de pez gato que es su favorito. Como los cangrejos y tortugas suelen estar en la parte baja del río casi todo el tiempo, los delfines rosados suelen nadar mirando hacia el fondo para ver qué alimento puede capturar.

Entre las características que posee, hay una que les ayuda a cazar en aguas poco profundas y en las llanuras inundadas. Esta características es la posición de las vértebras cervicales. Y es que éstas vértebras no están fundidas y esto les permite mover la cabeza hasta 180 grados sin daño alguno.

La caza de peces para la alimentación requiere de numerosas técnicas como el pastoreo. Esta técnica consiste en situarse alrededor de un grupo de peces para que se concentren en una zona y, así, se turnan para capturando y comer. Este método se emplea frecuentemente en conjunto con otros delfines rosados.

Anatomía y comportamiento

Aunque los colores predominantes son el rosa, gris claro o marrón, no hay evidencias científicas del por qué tienen este color. Es posible que se deba a que tienen una adaptación especial para la vida en el río. También puede ser que este color se deba a la cantidad de capilares que tienen en la piel. El color rosado se intensifica cuando están sorprendidos o excitados. Esto se puede comparar a cuando los seres humanos nos ruborizamos ante cualquier estímulo.

La mayoría de estos delfines son casi ciegos, porque las aguas del río son turbias. Con el proceso de adaptación, los ojos se han ido deteriorando y el cerebro agrandando y desarrollando. A diferencia con los delfines del mar, estos delfines tienen la aleta dorsal mucho menos desarrollada.

En cuanto al comportamiento, pueden parecer los más amables entre todos los animales del río cuando están cerca los seres humanos. Son capaces de recorrer distancias de unos 30 km por día, aunque lo hacen lentamente ya que están continuamente buscando comida cerca de la parte baja del río.

Los machos y las hembras inician el apareamiento. Una vez concluido, comienza una periodo de gestación de entre 9 y 12 meses. El momento de dar a luz a las crías es cuando el nivel del río Amazonas está en su máximo caudal. Esto suele ocurrir entre los meses de mayo a julio. Las crías cuando nacen, tan sólo pesan 1 kg y miden 75 cm de largo.

Espero que con esta información puedas saber más sobre el delfín rosa.


Sé el primero en comentar