Algas verdes

En anteriores artículo vimos a fondo las algas rojas. Hoy os traemos otro artículo relacionado con ello. En este caso hablaremos de las algas verdes. Su característica especial es que tienen clorofila tanto de la a o como de la b. Este hecho es el que hace que las algas verdes tengan este color. Existen más de 7.000 especies de algas verdes en todo el mundo. Están repartidas entre marinas, de agua dulce o terrestres, aunque la gran mayoría son de agua dulce.

¿Quieres conocer a fondo todas las características y modo de vida de las algas verdes? Sigue leyendo y lo aprenderás todo 🙂

Características principales

Las algas verdes, al igual que todos los organismos que tienen clorofila, son capaces de producir energía para vivir a partir de la fotosíntesis. El componente necesario para vivir es la luz del sol. Como nos podemos imaginar, las algas marinas tienen más complicado este hecho, puesto que la radiación solar disminuye con la profundidad.

La contaminación del agua hace disminuir la cantidad de luz solar que entra en los ecosistemas marinos y, por ello, las algas verdes no pueden realizar la fotosíntesis y mueren. Este tipo de algas puede habitar casi en cualquier ecosistema ya que tiene una gran capacidad de supervivencia. El hecho de que sólo el 10% de todas las algas verdes que existen en el mundo sean marinas está relacionado con su capacidad para realizar la fotosíntesis y su necesidad de horas de sol.

Cuando entramos mar adentro, podemos encontrar muchos tipos de algas verdes. Conforme bajamos en profundidad, vamos viendo cada vez menos ya que la luz solar disminuye. Aunque podemos encontrar algunas algas suspendidas en el agua o algas de tamaño microscópico, la gran mayoría de ellas están en el fondo de los suelos marinos.

La reproducción de las algas puede ser tanto sexual como asexual. A la hora de analizarlas, podemos distinguir tallos, hojas y raíces al igual que en una planta superior.

Reproducción de las algas verdes

Como hemos mencionado antes, las algas se pueden reproducir asexualmente mediante fragmentación y sexualmente de diversas maneras. Vamos a analizar cada una de ellas:

  • Hologamia: se trata de un tipo de reproducción que se observa únicamente en algas unicelulares. Su reproducción consiste en que el propio alga entera actúa como un gameto y se fusiona con otro gameto.
  • Conjugación: se trata de un tipo de reproducción que sólo ocurre en las algas que son de tipo filamentosas. En ella, algunas algas actúan como machos y otras como hembras. De esta forma, son capaces de unir los filamentos y crear unos tubos de unión por los que van pasando el contenido reproductivo. Cuando el proceso se ha terminado, como resultado se forma una zigospora. Se trata de una espora que permanece latente hasta que las condiciones del medio son adecuadas para su germinación en la que forma un nuevo filamento.
  • Planogamia: Se trata de un tipo de reproducción en la que actúan gametos móviles. Ambos gametos contienen unos flagelos que le permiten moverse y llegar a cruzarse.
  • Oogamia: Es parecido a la anterior, pero en esta ocasión nos encontramos con que el gameto femenino es inmóvil. Al no tener flagelos no puede desplazarse y obliga a que la reproducción sea externa.

Algas filamentosas

Las algas filamentosas son de interés público, ya que muchas de ellas se emplean en acuarios. Poseen tanto clorofila a como b y varios tipos de pigmentos como los carotenos y las xantofilas. Nos la encontramos principalmente en zonas de agua dulce, aunque también se las puede ver habitando zonas marinas. Esto la convierte en una planta versátil a la hora de utilizarla en tu acuario.

Se les llama algas filamentosas porque tienen células con forma de filamentos como pelos compactos. En algunos acuarios se da la formación de una especie de alga verde filamentosa que no es muy agradable (similar a las malas hierbas en los huertos) y que se llama Cladophora. Puedes reconocerla fácilmente puesto que se ven como un grupo de filamentos verdes oscuros y crecen fijas a sustratos u otras plantas de alrededor.

Las algas filamentosas necesitan mucha luz y nutrientes para crecer bien. Necesitan grandes cantidades de nitratos y fosfatos que contiene el agua. Si quieres garantizar el buen estado y crecimiento de las algas verdes en tu acuario, asegúrate de que tengan buenas cantidades de estos minerales.

Estas algas también pueden convertirse en una plaga si hay exceso de nutrientes. Puede dañar las aguas con el proceso conocido como eutrofización de aguas. Se trata de un crecimiento exagerado por el exceso de nutrientes en el agua que conlleva a una reducción de la cantidad de luz que llega al fondo por el exceso de algas. Al morir comienzan a pudrirse y crear un ambiente putrefacto. A esto se le llama eutrofización de aguas.

Causas por las que aparecen en tu acuario

Es posible que tengas un estanque y de un día para otro comiencen a proliferar algas verdes. Esta situación se debe por diferentes causas. Una de las principales es el desequilibrio que hay entre la cantidad de nitrato y fosfato en el agua. Por lo general suele haber más cantidad de nitratos que de fosfatos. Al no tener los valores adecuadamente hace que crezcan estas algas en los acuarios. Para evitar esta situación hay que controlar muy bien los niveles de plantas que coloquemos en el estanque.

Otro problema que desencadena el crecimiento indeseado de algas verdes es la poca filtración o carga biológica. Esta situación se da cuando los filtros no tienen la potencia necesaria para mantener el agua en buen estado. Puede ser porque el acuario no tenga suficiente potencia como para filtrar una gran cantidad de agua o un volumen demasiado grande o porque se ha atorado/estropeado. Para tener en cuenta este aspecto, tan solo debemos buscar la potencia necesaria a la que tiene que funcionar. Hay que saber que al introducir el filtro en el agua, la potencia se reduce en un 40%. Por ello, es necesario comprar un filtro que disponga de una potencia mayor.

Si el acuario tiene un exceso de luz solar directa o, por el contrario, una carencia de iluminación, se puede dar el caso de un crecimiento indeseado. La cantidad de luz que entra debe estar bien medida y ser la justa y necesaria.

Espero que estos consejos te sirvan para conocer más a las algas verdes.


Categorías

Plantas de acuario

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.